“Al gobierno mexicano le ha faltado voluntad política para avanzar en las investigaciones del caso Iguala y para retomar puentes de diálogo y confianza con las víctimas”, aseguró Carlos Martín Beristain, quien fue uno de los cinco integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI)