A 43 días del asesinato de Meztli Sarabia, se han perpetrado 10 agresiones contra su familia y miembros de la UPVA

(11 de agosto, 2017. Revolución TRESPUNTOCERO).- A 43 días del asesinato político de la defensora Meztli Omixóchitl Sarabia Reyna, secretaria de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes 28 de Octubre (UPVA), no hay rastro de justicia ni fin de la violencia contra su familia. “Hasta la fecha no hay avance en las investigaciones, ni a sus abogados ni a los familiares les han dado acceso a la carpeta de investigación, mucho menos se ha identificado a los autores materiales ni intelectuales del crimen. 

Sin duda alguna la Fiscalía ha realizado distintas acciones que entorpecen las investigaciones, tal es el caso de intentar vincular el asesinato con narco menudeo o cuando en algunos medios locales se hizo circular que los asesinos habían sido aprendidos, cosa que después se desmintió, es decir no solamente no hay justicia para el crimen sino que han habido intentos de viciar el proceso y obstaculizar la investigación”, declara a Revolución TRESPUNTOCERO la defensora Flor Goche, Coordinadora de la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México (RNDDHM).

Aunado a ello, se explica, desde el 29 de junio que un comando armado arrebató la vida a Meztli e hirió de gravedad a Fredy Barrientos Corona, miembro de la UPVA, se han perpetrado, al menos, 10 agresiones contra su familia, personas de esta organización y solidarias, con énfasis en la familia de Meztli, hija del preso político y fundador de la UPVA Rubén Sarabia Sánchez (conocido como Simitrio).

Agresiones que van desde actividades de vigilancia, espionaje y hostigamiento, hasta irrupciones armadas a domicilios particulares, robos y amenazas de muerte y de desaparición.

“Si no existe una señal desde el Estado mexicano que hay justicia lo que sigue es que estos crímenes contra personas defensoras sigan ocurriendo. Desde la Red hemos documentado que en lo que va de 2017 han asesinado a cinco defensoras de derechos humanos como consecuencia de su labor y todos los casos comparten una característica: La impunidad.

En ninguno de los casos se ha dado con los autores del crimen ni ha habido justicia. En cuanto al asesinato de Meztli si no hay castigo para el crimen es fácil que las agresiones se sigan manteniendo porque se sabe que no pasará nada”, añade Goche.

Además, señala que es justamente ante esta impunidad y este contexto que se encuentran que como parte de sus estadísticas se ha detectado que los principales agresores de las defensoras son funcionarios públicos; “por lo que también tenemos que fortalecer nuestro modelo de protección”.

A su vez, reitera que el que los agresores asesinaran a Meztli en un lugar público, popular donde van muchas personas y a plena luz del día, significa la abierta impunidad en el país, “esto no es más que producto de la permisibilidad. Para nosotros es grave que haya ocurrido de esta forma, así como lo es cuando posteriormente que le preguntan si es la hija de Simitrio, ella al responder que sí le disparan para matarla. Nos parece muy grave, tanto las circunstancias en que la asesinan como lo que venido pasando posteriormente, puesto que no cesa la violencia”.

Por lo que se destaca las violencias contra las defensoras Rita Amador López, lideresa de la UPVA y actual pareja de Simitrio, y María de la Luz Gálvez Javier, integrante de la Comisión de Enlace de la UPVA y cuñada de Meztli.

Además, se recuerda que el 6 de julio, Erick Yamay Madrid Amador, hijo mayor de Rita Amador, recibió una llamada telefónica en la que una mujer le advirtió: “Dile a Rita que así como matamos a la hija de Simitrio, vamos a matar a uno de sus hijos”. El 2 de agosto, Diana Madrid Amador, hija de Rita Amador, fue despojada de su vehículo frente a su domicilio.

En tanto, el 8 de julio, un grupo de hombres armados a bordo de un Tsuru negro sin placas cerró el paso al vehículo donde viajaba Cristina Gálvez Javier, hermana de la defensora María de la Luz Gálvez, en compañía de su esposo e hijos, e intentó bajarla a golpes del mismo. 

Apenas un día después, el 9 de julio, en un acto por de más hostil, un sujeto marcó con pintura roja el hogar de los hijos y madre de Meztli, el de uno de sus tíos y el de la defensora María de la Luz Gálvez. 

“Para quienes integramos la RNDDHM, la continuidad e intensificación de los embates evidencia la no implementación de medidas oficiales efectivas para salvaguardar la vida y la integridad física y sicológica de la familia de Meztli e integrantes de la UPVA, además de ser sintomático de la impunidad que embiste éste y otros crímenes políticos en México”.

A más de un mes del asesinato político de la defensora Meztli Sarabia, la RNDDHM reitera al Estado Mexicano sus demandas: Investigar y fincar responsabilidad a los autores materiales e intelectuales del asesinato político de Meztli Sarabia; salvaguardar la vida y la integridad física y sicológica de integrantes de la UPVA y sus familias, en particular de las defensoras Rita Amador López y María de la Luz Gálvez Javier. 

Así como garantizar a estas defensoras y a las personas que son parte de la UPVA el pleno ejercicio del derecho humano a defender los derechos humanos en condiciones de seguridad e igualdad. Implementar, de inmediato, medidas de protección efectivas, permanentes y con enfoque de género para Rita Amador y María de la Luz Gálvez.

Y solicitan la incorporación de estas defensoras al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...