2018PolíticaRelevante

Alejandra Lagunes reconoce en conversación con Manuel Velasco que campaña de Meade está “muy complicada”

En su columna para El Universal, Salvador García mencionó que Alejandra Lagunes, actual integrante del cuarto de guerra del abanderado priísta y hasta hace poco, coordinadora de Estrategia Digital de la Presidencia de la República, reconoció en una conversación de whatsapp con el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, que la campaña de Meade está “muy complicada”.

La crítica por parte de Enrique Ochoa Reza, dirigente nacional del PRI, a los priístas que abandonan su partido para irse a Morena, no sólo le otorgó cuestionamientos de “racismo y discriminación” en las redes sociales, sino que tuvo un impacto directo en el cuarto de guerra del precandidato presidencial priísta, José Antonio Meade, “donde registraron el efecto negativo del dicho desafortunado de su dirigente” – escribió García.

Indica que la captura de pantalla ya mencionada, confirma la preocupación que se vive al interior de la campaña del PRI y del Verde, más allá del discurso y el mensaje público triunfalista del candidato y los dirigentes de esos partidos.

El fragmento de conversación fue el siguiente:

“Ya no estás en Presidencia?” – pregunta Manuel Velasco. “Ya no… Ando full en la campaña”- responde Alejandra Lagunes, cuya cuenta de whatsapp fue verificada. “Qué difícil campaña… Ale. ¿Cómo está Rafa?” – dice el gobernador. “Sí muy complicada… Rafa está muy bien!.. ustedes?… Anahí?.. cómo sientes todo por allá?”- pregunta la futura candidata a senadora. “Durísimo… Sabes que pegó mucho… Esto de Ochoa de prietos” – comenta el mandatario. “En redes fue terrible… cómo está el tema en tierra?”, pregunta la ex funcionaria de Presidencia.

Todo esto, de acuerdo con García, coincide con los comentarios que otros políticos cercanos a la campaña de Meade lanzan sobre el trabajo del dirigente del PRI. “Le cuestionan a Ochoa que no ha tenido la habilidad para conectar y poner a trabajar a la estructura nacional del partido en favor de la campaña presidencial”.

Por ejemplo, menciona que a la mayoría de gobernadores del PRI ni les han llamado y mucho menos convocado a tareas específicas en el proselitismo en favor del candidato en sus estados. “No nos buscan, no nos involucran. Yo le ofrecí a Meade que iba a ganar en mi estado, pero también estoy esperando a ver cómo salen las listas de candidatos a diputados y si cumplen los acuerdos” – dijo un gobernador priísta a este columnista. “Se percibe falta de operación política y de oficio para jalar y poner a trabajar a todos los priístas más experimentados en la República. Ochoa fue útil para Peña en otro momento, pero hoy a Meade le urge otro perfil de presidente del PRI para la campaña” – añadió el gobernador.

El comentario de los “prietitos que ya no aprietan”, considera García, podría costarle a Ochoa Reza algo más que un trending topic negativo y una tunda en redes sociales.

Opinó que cuando José Antonio Meade asuma la candidatura formal a la Presidencia, el cambio de Ochoa podría ser el primero dentro de la “muy complicada” campaña del abanderado priista.