Principales

AMLO ganaría la presidencia con 33 millones de votos; Ricardo Anaya alcanzaría más de 9 millones de sufragios y José Antonio Meade llegaría a los 8 millones: Sandoval

(09 de junio, 2018. Revolución TRESPUNTOCERO).- De acuerdo al sondeo semanal realizado por el mercadologo, César Sandoval, a pocas semanas de las elecciones presidenciales, Andrés Manuel López Obrador obtiene un 59.7% de la intención del voto efectiva; en tanto, el máximo de votos que alcanzaría sería del 69.2%, mientras que su mínimo de 43.7%.
En el segundo lugar se coloca Ricardo Anaya con un 17.3% de votos efectivos; obtendría un máximo de votos del 27.8% y un mínimo de 9.2%. José Antonio Meade se quedó en el eterno tercer lugar, 14.1% de votación efectiva, con un máximo de votos del 24.2% y un mínimo del 10.3%.
César Sandoval, comenta a Revolución TRESPUNTOCERO que, dedicado al marketing ha usado sus conocimientos para llevarlos al terreno político electoral desde hace seis años, realizando sondeos para conocer las tendencias en cuanto a los candidatos, en algunas elecciones.
Siendo ésta la primera vez que hace públicos los resultados. Semana a semana, Sandoval ha hecho la medición desde mediados del 2017. Puntualizando que en cuanto a los dos primeros puestos no ha habido variación alguna. “Los resultados demostraron que las posiciones estuvieron definidas desde hace seis meses”.
Cervantes explica que esto se debe a que en México los ciudadanos no están eligiendo entre un candidato u otro, sino que irán a votar por un cambio de régimen, “y el único representante de un régimen distinto al ya existente, de acuerdo a los sondeos, es Andrés Manuel López Obrador”.
El especialista apunta que en los ciudadanos no causó ningún efecto las constantes acusaciones, en contra del candidato de Juntos Haremos Historia. “Cuando una persona ya tiene un producto definido, o en este caso candidato, difícilmente cambiaría de opinión. Van a seguir manteniendo su preferencia en favor de Andrés Manuel”. 
Añade, que lejos de afectar al candidato atacado, la población comienza a rechazar a quienes cuestionan al político. Cervantes explica que, “hasta ahorita mi sondeo es el más grande que hay; el del 3 de junio llegó a más de 77 mil personas. Se hace a través de cuatro redes sociales diferentes y a diferencia de otros encuestadores, se realiza con preguntas donde no se pregunta directamente por quién se votará”.
Para Sandoval, es un error que los medios de comunicación hable de un ‘ganador’ durante los debates. “Se supone que los candidatos deben exponer sus ideas y sus propuestas, pero en el caso de Anaya y Meade han tenido un discurso de ataque y en cuanto a ideas ha sido muy flojo, se basan en mentiras y acusaciones. Lo que hizo que en semanas posteriores, en el caso del panista, lejos de haber ganado el primer debate, comenzó a perder votos”.
En la gráfica de la Distribución del voto por candidato, Andrés Manuel López Obrador obtendría 33 millones 953,106 votos; Ricardo Anaya se quedaría con 9 millones 839,007 sufragios; José Antonio Meade llegaría a los 8 millones 019, 075; Rodríguez Calderón tendría 4, 436,084 votos. 
Con respecto a la posibilidad de un fraude, Sandoval ha señalado que, “como en 2006 y en 2012, hoy observamos una guerra sucia en contra del candidato opositor al sistema, el que no es buen cliente; pero es el que va a la cabeza en las preferencias. Los clientes del INE, entre ellos el PRI y el PAN alimentan y pagan ilegalmente esa guerra sucia contra el puntero. 
La idea del INE de corromper y de prostituir se mantiene. Vemos que existe un artículo constitucional que prohíbe la guerra sucia, y las difamaciones públicas de los candidatos; sin embargo, la gran mayoría de los mexicanos no lo saben, y la hipótesis del INE sobre la bruteza de los mexicanos en asuntos electorales está siendo comprobada nuevamente, pues aun contra la constitución la guerra sucia está en los medios todos los días”.
Indica que, gracias a la proliferación de las redes sociales los ciudadanos saben más y están mas alerta. “Las estadísticas dentro del mundo informático de las redes lo muestran claramente cuando indican que, el 92% ve al INE como poco confiable, corrupto y fraudulento. El 95% ve al INE más peligroso para México que Donald Trump. Y, sólo el 4% confía plenamente en la imparcialidad y en los sistemas informáticos del INE. Además, Lorenzo Córdova, el presidente del INE está entre los diez personajes que la sociedad mexicana percibe como más corruptos”.
Por otro lado, comenta, crece como la espuma la efervescencia de cuidar los votos en las casillas electorales. Miles de ciudadanos y de usuarios de las redes sociales se han enlistado como observadores electorales, o como representantes del partido opositor en las casillas. 
“Me enteré también de una iniciativa ciudadana que desarrolló un sistema informático de conteos rápidos de votos conocido como “PREP”, el cual es una “Aplicación” para celular llamada #TuVotoSiMx, que permite que cualquier persona con celular y red móvil pueda enviar los datos de los resultados de las casillas al sistema informático, y contar los votos de las elecciones en tiempo real, inclusive más rápido que el mismo sistema INE.
Al parecer en 2018 el pueblo de México está preparándose para decir “No, INE”. Estamos a pocos días de saberlo con exactitud”.
A inicios de este mes Andrés Manuel López Obrador expresó que tiene el 50 por ciento de intención del voto, con una ventaja de 26 puntos, y si se toma en cuenta la última encuesta del periódico Reforma, aunque se unieran sus adversarios y fuera en automático, “no les alcanzaría” para ganarle.
Señaló que a sus adversarios se le hizo tarde para unirse como previó que iba a ser para abril o para mayo, pero no fue ni para abril ni para mayo, “ya falta muy poco tiempo y ya no les va a alcanzar, porque ni uniéndose van a poder ganarnos”.
En entrevista, el candidato de la coalición “Juntos haremos historia” a la Presidencia de México mencionó que si sus adversarios se unen, los militantes del PRI, del PAN o de los independientes se irían a la coalición que encabeza.
“Ya fue muy tarde, ellos cometieron muchos errores, un error que cometieron es que le dieron la espalda a la gente, pensaron que haciendo política en los restaurantes de Polanco y dando conferencia de prensa iban a salir adelante, le hicieron caso a los publicistas que no saben de política con todo respeto”, expuso.