DestacadoPolítica

Aumentos en precios de gasolinas no se detienen; costo de Magna y Premium  ascendió 11.78 y 9.09%

Los precios de las gasolinas continúan subiendo y sólo en abril pasado la Magna y la Premium aumentaron 11.78 y 9.09 por ciento, respecto al mismo mes del año previo, de acuerdo con datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), informó Excélsior.

El diesel, usado sobre todo para el transporte de carga, aumentó 11.02 por ciento en el cuarto mes del año, situación que se mantiene pese al aumento constante de los estímulos fiscales al consumo de combustibles, señala la información.

Así, en abril cada litro de Magna se vendió en el país en un promedio de 17.65 pesos, mientras que la Premium se comercializó en 19.20 pesos, sin embargo, en las últimas semanas el combustible ya superó los 20 pesos en algunas estaciones de servicio.

Desde que se liberó el mercado de combustibles los precios son determinados por los empresarios, por lo que no existe un máximo o mínimo. Éstos argumentan que “el costo se determina para consumidores finales considerando lo que cuesta transportar el combustible por todo el país. A esto se suma el aumento en los precios internacionales del crudo”.

 

Los datos de la CRE dan cuenta que, “en los primeros cuatro meses de 2018 el precio de la gasolina Magna alcanzó los 17.31 pesos, cifra que es 8.99 por ciento superior respecto al precio promedio alcanzado entre enero y abril de 2017. Ello significa que, en un año, los consumidores pagaron 1.43 pesos más por cada litro de este combustible”.

Para el transporte de carga, el litro de diesel se comercializó ea un promedio nacional de 18.39 pesos, mientras que el año pasado, su precio fue de 16.99 pesos en igual lapso. Así, los usuarios, principalmente del transporte de carga, ahora pagan 1.4 pesos más por litro.

 

“En el caso de la Premium, en los primeros cuatro meses del año se vendió en un promedio de 18.94 pesos por litro, 1.24 pesos más, no obstante, durante mayo, el precio de este combustible ya superó los 20 pesos, pues en algunas gasolinerías se vende hasta en 20.25 pesos por litro.

“Ello implica que, hasta el año pasado, un auto subcompacto, con tanque de 40 litros, se llenaba con 708.1 pesos en promedio; tras la liberación del mercado y con un precio de 20.25 pesos por litro, la misma cantidad de combustible cuesta ahora 810 pesos, es decir, 101.9 pesos más”, señala Excélsior.