Se registraron al menos 12 personas fallecidas en Centroamérica después del paso del huracán Otto, mismo que ya ha sido degradado a tormenta tropical; el fenómeno meteorológico también afectó seriamente a la infraestructura física causando serios daños en viviendas, carreteras y cultivos, provocando pérdidas millonarias. La