Con EPN se recortaron de manera inédita 40 mil millones al Seguro Popular; “lo que se sabe de Meade tiene que ver con recortes y desvíos, directa o indirectamente ha condenado a la muerte de mexicanos”

(12 de enero, 2018. Revolución TRESPUNTOCERO).- Alfonso tiene 37 años y necesita por lo menos dos sesiones de hemodiálisis a la semana para poder sobrevivir, para poder conseguirlo necesitaría aproximadamente cinco mil pesos semanales. No los tiene. Derivado de la dificultad física para poder realizar actividades, se dedica al oficio de la peluquería en una comunidad de escasos recursos, donde cobra 20 pesos por corte de cabello, pese a la ayuda de su familia conseguir tal cantidad le es imposible.

Por lo anterior, Alfonso solamente asiste una vez semanalmente, disminuyendo su consumo de agua, e incluso cuando no logra reunir el monto total entre costo del transporte, sesión y medicamentos que deben aplicarle, a llegado a faltar hasta por dos semanas, lo que en más de dos ocasiones estuvo a punto de costarle la vida.

“Si yo pudiera asistir dos veces por semana, tendría permitido tomar dos litros de agua, entre sesión y sesión, pero al venir una sola vez, en seis días trato de beber esos mismos dos litros, lo cual es una tortura. Vivo en una zona con un clima de casi 40 grados, quieres consumir líquidos pero de hacerlo comienza una serie de malestares que pueden llevarte hasta la inconsciencia y morir.

Hay gente que llega hasta tres veces a la semana porque pueden darse el lujo, porque al final eso es esto, un lujo. Me dijo un doctor que la insuficiencia renal crónica es una de las tres enfermedades más caras del mundo, por eso muchos se mueren porque aunque quieren vivir no les alcanza para seguir pagándose la vida. Ser pobre y que te toque estar así es para dar lástima, pero lo es más cuando vives en un país donde los servicios médicos del gobierno también te cobran como si fueras rico, cuando se supone que los ponen para gente necesitada.

El seguro popular a duras penas te cubre una gripa, pero no la enfermedad que yo tengo. Porque el gobierno no ve el dolor y la miseria del pueblo, no pedimos que nos regalen sino que sean consientes que no somos ricos, que trabajamos pero que nunca podríamos tener un sueldo como el de un político, que nos brinden precios accesibles. No lo hacen, no tienen compasión por el pueblo, el nombre del seguro popular dice mucho, que como es popular ya sabes que de entrada es para pobres y pues a los pobres nos tratan como animales”, narra a Revolución TRESPUNTOCERO.

“México ocupa el primer lugar a nivel mundial en casos de insuficiencia renal crónica, en el país ocupa la quinta causa de muerte, y más de 9 millones de mexicanos la padecen. Ya son 13 años de la creación del Seguro Popular, pero no cubre esta enfermedad, como muchas más, pero si ponemos un ejemplo, está es altamente costosa. Muchas personas se mueren por no poder pagársela, desde hace cuatro o cinco años se le ha pedido al gobierno priista que se incluya, mientras más tiempo pasa muchos mueren por no tener el dinero para pagársela.

Eso es inhumano, porque se les está dejando morir a quienes sin problema podrían llevar una mejor vida. En otros casos, las personas solamente pueden cubrir una sesión con muchísimo esfuerzo, entonces todas esas toxinas acumuladas y los líquidos comienzan a tener efectos graves en los pacientes, así que dejan de comer como deberían hacerlo normalmente porque algunos alimentos pueden afectarlos, además de la restricción de líquidos lo que les provoca afectaciones y si lo hacen también los daña, no saben ni qué hacer. Mientras tanto el gobierno sigue fingiendo demencia y no, no se incluye en el Seguro Popular.

El candidato por el PRI, José Meade dice que no permitirá que desaparezca el seguro popular sino que lo reforzará, pero durante el sexenio del priismo se les ha rogado, suplicado, implorado que cuenten como enfermedad catastrófica a la insuficiencia renal crónica porque obviamente lo es y no se tiene éxito. Le condicionan la vida al necesitado”, comenta a Revolución TRESPUNTOCERO un médico perteneciente a una clínica del Seguro Popular y que prefirió omitir su nombre por seguridad.

A su vez indica que, “durante el sexenio del priismo se recortó de manera inédita, aproximadamente 40 mil millones de pesos al Seguro Popular. Meade no puede hablar de mejorar si como Secretario de Hacienda, como en muchos otros rubros se dedicó al recorte a programas o rubros de alta importancia que tienen que ver con la vida del mexicano. Cómo se confía en un político que diga lo que diga, no prioriza una vida, ahora la de los millones de personas inscritas en el Seguro Popular”.

José Antonio Meade Kuribreña, aseguró, “no hay manera que vayamos a dejar que el Seguro Popular desaparezca, por el contrario, tenemos que fortalecerlo y tenemos que fortalecerlo”, dijo que, “el Seguro Popular es el servicio que tiene más alcance. Criticarlo desde las campañas no requiere mucha información.

El que no conoce al Seguro Popular dice que no es seguro ni es popular. La verdad es que echar discursos sobre salud es fácil, lo que es difícil es llevar la salud a 53 millones de mexicanos. Que hoy tienen acceso a atención a médico, a medicina y a clínica. No hay manera que vayamos a dejar que desaparezca”, dijo.

Lo anterior con respecto a que el precandidato Andrés Manuel López Obrador habría dicho que de ganar en 2018, eliminará el apoyo por considerarlo demagogia, que “ni es seguro, ni es popular”, asegurando que los mexicanos tendrán acceso a clínicas y medicamentos gratuitos, además se ha comprometido a terminar con el desabasto de medicinas.

Sobre el tema, la Humanista Alejandra Pérez, indica a Revolución TRESPUNTOCERO que, “Meade miente, el seguro popular no le ha dado salud a 53 millones de personas, se le ha hecho recortes, pero también se mantiene un constante desabasto de medicamentos, a veces como cualquier otra clínica en el país no hay ni para curarse una gripa, es trillado pero es real no hay ni paracetamol.

Claro que tiene más alcance, si se basan en que tiene más inscritos que pagaron por el Seguro Popular porque resulta que no tienen oportunidad a un empleo digno que le incluya prestaciones médicas. Él dice que criticarlo requiere mucha información, pues mucha de esa información la tienen las víctimas del Seguro Popular, eso son. Los pacientes padecen enfermedades y el mal servicio en muchos casos, donde sí te dan la atención pero compra tú el material que se requiere y muchas veces sale igual de costoso que un médico particular. Durante el sexenio de Peña es cuando se clasifican las enfermedades, muchas graves y costosas quedan fuera, si quieres ser atendido debes pagar altos costos.

Cómo confías en alguien que ni siquiera es capaz de aceptar que en materia de salud fallaron, se atrevieron a fallar no por error si no por decisión, jugaron con las vidas. En el caso de Andrés Manuel, fundó clínicas, las cuales desde su administración dio acceso a los capitalinos sin mayores requisitos, sin costos o clasificación de enfermedades. No hablamos de candidatos, hablamos de quién ofrece vida. No sé los demás, pero Meade no solamente está perdido en cuestión de la situación de México con respecto a la salud, sino que intenta tergiversar diciendo que se quiere desaparecer, cuando lo que se propone es construir algo digno de los mexicanos, y que realmente ayude a quienes no tienen el acceso”.

Añade que, “Meade no tiene un logro que se pueda resaltar, tanto tiempo en las secretarías y no hay un beneficio palpable para los mexicanos, dignos de tener presente. Por el contrario lo poco que se sabe de él, tiene que ver con recortes, con afectaciones, con desvíos de recursos, con que representa a uno de los partidos políticos más tiranos en el mundo.

Ese tipo de personajes no deberían ser dignos de pararse frente a un mexicano y pedir el voto, sin embargo lo hace, miente, mañosamente cambia declaraciones a su favor, porque al final la trampa es lo único para lo que sirven los priistas. Todo lo que Meade pueda decir que mejorará es porque acepta que en el sexenio del partido que representa no sirvió o no quisieron hacerlo bien. Estando él de lado de quienes podían hacer lo posible por salvar vidas y no lo hicieron, no va modificar su política, directa o indirectamente ha condenado a la muerte de los mexicanos, también, tras la desatención de la salud porque siempre es uno de los sectores más golpeados, pero para campañas uno de los más usados junto con Sedesol”.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...