ABCPolíticaTiempo Real

Daniel Karam y el autoelogio a la impunidad

 

 

Natalia Antezana Bosques / @Natalia3_0

(29 de mayo, 2014).- Desde el 3 de junio de este año cuelga la foto de Daniel Karam Toumeh en el salón del Consejo Técnico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Ese retrato está junto a los otros tantos cuadros en los que están impresos los rostros de los ex directores de dicha institución.

Fue el mismo Karam Toumeh quien develó la fotografía, y de manera posterior a tal “honor” dio un discurso de aproximadamente 40 minutos, en el que enalteció la “gran labor” que realizó como director del IMSS. Según el apartado Rozones del diario La Razón, Karam también aprovechó ese espacio para aplaudir la actuación del nuevo gobierno.

El salón donde se alojan los retratos de quienes han dirigido el IMSS desde su fundación se encuentra en un área restringida al público. El acceso a personal ajeno al Instituto requiere de un largo trámite burocrático que no garantiza la autorización, pues un funcionario puede negar el permiso para ingresar al área.

Daniel Karam Toumeh era el director general del IMSS el 5 de junio de 2009 cuando la Guardería ABC, que funcionaba bajo el esquema de subrogación de este instituto, se incendió mientras más de 150 niños dormían la siesta. 49 de ellos murieron, 70 tienen quemaduras graves hasta en el 80 por ciento de su cuerpo y del resto aún no se sabe las repercusiones que tendrá en su salud el humo tóxico inhalado.

A pesar de las demandas de los padres y madres de los pequeños, Daniel Karam no enfrenta ningún cargo penal ni administrativo en su contra. Ni siquiera renunció a su cargo tras el incidente.

Daniel actualmente tiene 40 años, nació el 15 de marzo de 1973. Es licenciado en Economía por el ITAM y maestro en Administración Pública en la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de la Universidad de Harvard.

Es un hombre muy cercano al ex presidente Felipe Calderón, quien estaba al frente del país cuando se incendió la guardería.  Fue su asesor en materia de propuestas y discurso durante la campaña presidencial de febrero a agosto del año 2006. También fue el responsable de los proyectos de salud y seguridad social en el equipo de transición de Calderón.

En diciembre de 2006 fue nombrado director de Finanzas del IMSS y en abril de 2007 se le puso al frente de la Comisión Nacional de Protección Social en Salud. El 3 de marzo de 2009, Felipe Calderón lo designó como director general del Instituto Mexicano del Seguro Social en sustitución de Juan Molinar Horcasitas. Tres meses y dos días después ocurrió la tragedia de la guardería ABC.

Como persona y como funcionario público, no sufrió ningún tipo de repercusiones; ni siquiera fue removido de su cargo. Al contrario, en noviembre de 2011 el Instituto Tecnológico Autónomo de México entregó a Karam el Premio al Mérito Profesional 2011.

Los padres y las madres de los niños que murieron y de aquellos que resultaron heridos, han exigido a las autoridades mexicanas que se castigue a Daniel Karam Toumeh por “permitir las graves violaciones a las medidas de seguridad y de protección que tenía la guardería”.

Sin embargo, el 16 de junio de 2010 la Corte Suprema de Justicia de la Nación (SCJN) dictaminó que “los dos directores generales del IMSS que ocuparon el cargo, el primero del año 2006 al 2009, y el segundo del 2009 a la fecha de la resolución no estuvieron involucrados en las conductas que dieron lugar a la grave violación de las garantías individuales”; pese a que la investigación realizada por la Corte determinó que la guardería violó reiteradamente los requisitos de seguridad y el IMSS nunca procedió a sancionarlo.

La investigación señaló como involucrados en la comisión de violaciones graves a las garantías individuales a los servidores públicos del IMSS. En ese sentido, se indicó que los directores y empleados del IMSS son servidores públicos, y como tales, se encuentran sujetos a un régimen de responsabilidad.

Según el documento presentado al pleno de la Corte por el magistrado Arturo Zaldívar Lelo de la Larrea, “esta tragedia era una enorme injusticia y una gravísima violación de derechos fundamentales, ya que pudo evitarse si las autoridades hubieran tomado las medidas necesarias para ello y hubieran cumplido con su deber”.

Pese a todo ello, Daniel Karam Toumeh se tomó la fotografía, la colgó en los pasillos detrás de una puerta con llave y se autoelogió por su trabajo como ex director del IMSS.

Una fotografía soportada sobre 49 ataúdes.