De principio a fin de precampañas, AMLO no sólo se mantiene como puntero sino que aumenta su ventaja; “vamos a ganar en buena lid, les vamos a ganar aunque se unan los mafiosos”

(12 de febrero, 2018. Revolución TRESPUNTOCERO).- Este domingo llegó a su final el periodo de precampañas. Y el puntero de las encuestas, Andrés Manuel López Obrador cerró la suya en Jalicos y aseguró que cuando los mexicanos se den cuenta que el PRI y el PAN son la misma mafia del poder, “van a terminar con nosotros y vamos a ganar en buena lid, les vamos a ganar aunque se unan los mafiosos”.

En la Glorieta Niños Héroes de Guadalajara, Jalisco, expresó que con la guerra sucia dicen que lo apoyan los rusos y por eso ya es “Andremanuelovich”, es porque están desesperados y no crecen los precandidatos de la mafia del poder, ni Anaya ni Meade, se pelean el segundo lugar.

Advirtió que los partidos paleros del PRI y del PAN, se están uniendo para confrontarlo y recordó que ya lo hicieron en el 2006, donde el PRI ayudó al fraude electoral para imponer a Calderón y en el e 2012, el PAN ayudó al PRI para robarse la elección.

Comentó que entre los partidos Morena, Partido del Trabajo y el Partido Encuentro Social se tienen 4 millones de militantes, pero hay 30 millones de mexicanos que dicen que van a votar por el movimiento que encabeza.

Pero indicó que los 26 millones de mexicanos que quieren el cambio salen de la militancia del PRI, de PAN de otros partidos y de muchos ciudadanos sin partidos y por eso bienvenidos a todos, porque solo el pueblo puede salvar al pueblo.

Este domingo también comentó que en las encuestas está más de 15 puntos arriba y en Jalisco también, la iglesia católica en Jalisco realizó una encuesta, se informa que va ganando en la entidad.

Sobre este punto cabe resaltar que, a cinco meses para la elección presidencial, el candidato puntero ha sido desde el inicio Andrés Manuel López Obrador. Y mes a mes sus cifras van en aumento. Dejando muy atrás al segundo lugar.

La más reciente encuesta realizada por Arias Consultores y Revolución TRESPUNTOCERO, practicada del 23 al 25 de enero a mil 985 personas con acceso a dispositivos móviles y distribuida proporcionalmente por entidad y estratificada por género, edad y ocupación, excluyendo a la audiencia seguidora de Andrés Manuel y de Morena para obtener mayor imparcialidad en los resultados, con un margen de error del 2.2% y un intervalo de confianza del 95%, coloca al precandidato de izquierda como puntero.

Los resultados arrojaron en cuanto a la intención del voto que, Andrés Manuel López Obrador recobra fuerza, subiendo 14% desde la última medición de diciembre obteniendo un 56.2% a su favor, mientras que José Antonio Meade Kuribreña baja un 8% quedándose con un 16.3%, es así como la distancia entre candidatos se amplía de manera abrumadora.

En el caso de la encuesta de Parametría, realizada entre el 25 de enero y el 2 de febrero, Andrés Manuel tiene una ventaja de 11 puntos, con 34% de las preferencias, respecto de su competidor más cercano, Ricardo Anaya, el abanderado de la coalición Por México al Frente (PAN-PRD-MC), quien tiene 23%. En tercer lugar se ubica el precandidato de alianza Todos Por México (PRI-PVEM-Panal), José Antonio Meade, con 19%.

En una encuesta de El Financiero, López Obrador se ubica al frente con 38%, 11 puntos arriba de Anaya, que está en segundo lugar con 26%, y a 16 de Meade, que cuenta con 22%. Este ejercicio se realizó del 27 al 31 de enero.

En la Glorieta Niño Héroes de Guadalajara, Jalisco, el precandidato presidencial hizo el juramento de no fallarle al pueblo de México, porque tiene tres principios que lo guían: no mentir, no robar y no traicionar al pueblo.

López Obrador sostuvo que millones de mexicanos llevarán a cabo la cuarta transformación de la vida pública del país y dijo que no será una promesa incumplida o una apuesta fallida como hace poco tiempo cuando se habló que iba a haber un cambio.

Recordó que se estableció este sistema de alternancia, esto que es una gran simulación el que está un partido en el gobierno y entra otro y es lo mismo, no cambia nada. Indicó que ya no continuará con la farsa, porque habrá un cambio verdadero, una transformación, no será un cambio violento, sino pacífico, un cambio ordenado, pero radical, entendiendo que la palabra radical viene de raíz, “vamos a arrancar de raíz el régimen de injusticias, corrupción y privilegios que hay en el país”.

Dijo que con el combate a la corrupción y cortar el copete de privilegios en el gobierno federal, se liberarán fondos para el desarrollo, no habrá necesidad de aumentar los impuestos, ni endeudar más al país, no habrá más gasolinazos.

Indicó que se bajarán los sueldos de los altos funcionarios públicos, dijo al comentar que el próximo presidente de México se bajará el sueldo a menos de la mitad de lo que gana Peña Nieto y a ver quién se va a atrever a ganar más que el presidente.

Por qué se va a bajar los sueldos a los de arriba para subir el salario de los de abajo, “si hacer justicia laboral es populista que me apunten en la lista”, y dio a conocer que no habrá pensión para los ex presidentes que es de 5 billones de pesos para cada uno, no es venganza, es justicia, porque no está en ninguna ley la pensión.

“Se a cabo, porque yo voy a llegar a la Presidencia y no voy a firmar ese acuerdo”, explicó al señalar que no se subirá al avión de Peña Nieto que costó 7 mil 500 millones de pesos, “no voy a ofender al pueblo de México”, será vendida la flotilla de aviones y helicópteros del gobierno federal, hará valer la austeridad republicana.

A los maestros, les mencionó que se cancelará la mal llamada reforma educativa que no tiene que ver con realmente mejorar la calidad de la enseñanza, fue un mecanismo de sometimiento al magisterio.

Cabe destacar que el precandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador cubrió en dos meses de precampaña 30 entidades del país. Fue solamente en Guerrero y Michoacán el precandidato morenista no agendó actos públicos.

Al final del periodo de precampaña, realizó un total 206 eventos, a un ritmo promedio de tres actos diarios. En contraste, el priista José Antonio Meade visitó las 32 entidades, pero sólo realizó 71 actos públicos y visitó las capitales principalmente.

Mientras que el panista Ricardo Anaya cerró con 72 eventos en 29 entidades.

López Obrador fiel a la estrategia de sus anteriores campañas presidenciales, hizo recorridos terrestres por municipios y pueblos, enfocándose en entidades estratégicas. Tan sólo a Veracruz le dedicó 14 de los 60 días de precampaña. Junto con los precandidatos a la gubernatura y el Senado, Cuitláhuac García y Rocío Nahle, visitó 42 municipios, informó Reforma. Recorridos similares realizó en Puebla, Quintana Roo, Yucatán y Chiapas.

Dentro de los principales acontecimientos de precampaña, cabe destacar que Andrés Manuel de principio a fin fue puntero en las encuestas, no solamente manteniéndose sino aumentando su porcentaje de intensión del voto.

También fue el único de los precandidatos presidenciales que presentó un posible gabinete que lo acompañaría en caso de ganar las elecciones y un proyecto de nación. Siendo también el que mayores ataques recibió, calificando eso como: guerra sucia, la cual se extendió incluso a nivel internacional.

Dentro de los principales hechos en su contra se encuentran las pintas que aparecieron en bardas de Venezuela, supuestamente en apoyo a su movimiento; medios norteamericanos lanzaron la idea de una posible relación con el gobierno de Rusia y una intervención en las elecciones, lo que fue retomado principalmente por el PRI.

Aunque el INE desmintió el hecho, funcionarios del gobierno de Trump se involucraron, haciendo saber su “preocupación” por el hecho. Hubo también llamadas telefónicas donde aseguraron que de votar con López Obrador, él “entregaría el petróleo a Rusia”.

Funcionarios y medios lo atacaron, y es que de acuerdo con un corte del monitoreo en la cobertura mediática que realizó la UNAM: Andrés Manuel recibió el mayor número de menciones en medios de comunicación radiofónicos y televisivos. Sin embargo, la mayoría de esas menciones fueron “negativas”.

“Es una campaña que está orquestada desde distintos medios, con distintas voces y en distintas radiodifusoras y televisoras”, se aseguró. Lo inédito de la precampaña de Andrés Manuel ha sido que a su movimiento se han sumado figuras que anteriormente estuvieron en su contra. O sin sumarse han asegurado su triunfo y afirmado que “no es un peligro para México”, como ya lo habría dicho el publicista Antonio Solá.

“Andrés Manuel López Obrador, va a ganar los comicios de este año porque es el más cercano al sentimiento de hartazgo e ira de los electores con respecto al PRI. Es el que en realidad está más cerca de empatar los valores de los ciudadanos mexicanos hoy, de esa ira tan contenida durante estos últimos años, de un sexenio que ha sido francamente complicado”.

El publicista añadió que López Obrador representa a “esa ciudadanía que hoy está muy cansada, que tiene mucha ira y que, si logra encajar ese caudal de ira en una corriente positiva del voto, va a ganar por 38, 40 o 45 puntos, porque casi casi podríamos decir que no va a tener techo”.

Dijo que, el dirigente de Morena ya no es “ un peligro para México” (eslogan publicitario que él mismo creó). “No, para nada eso no es nada vigente. Creo que López Obrador ha evolucionado mucho en estos últimos doce años y para nada creo que eso esté sucediendo en ese momento. Yo, que estuve en la campaña de 2006 y que con ese equipo de Calderón trabajamos la dinámica de ‘Un peligro para México’, hoy efectivamente no lo es”.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...