Detenciones arbitrarias, se perpetran principalmente contra hombres jóvenes que viven en pobreza: AI

(17 de julio, 2017. Revolución TRESPUNTOCERO).- Las detenciones arbitrarias en México son cotidianas y son muy frecuentemente el punto de partida de graves y persistentes violaciones de los derechos humanos en el país, tales como la tortura y otros malos tratos, las desapariciones forzadas y las ejecuciones extrajudiciales.

El estudio de las detenciones arbitrarias e ilegales —una forma de privación de la libertad que puede ocurrir en contra de cualquier persona— nos ayuda a comprender y analizar las condiciones en las que se dan éstas y otras violaciones a los derechos humanos.

Amnistía Internacional investigó la forma en la que ocurren los arrestos llevados a cabo por los cuerpos de policía en México, en específico, cuando las autoridades alegan que arrestaron a la persona en flagrancia; es decir, en el momento en el que se estaba cometiendo un delito.

La investigación de Amnistía Internacional encontró que, en México, los arrestos a las personas que supuestamente estaban cometiendo un delito al ser aprendidas no suelen funcionar como una respuesta auténtica para enfrentar los delitos cometidos en el país, sino que son utilizados por las autoridades de forma ilegal, principalmente contra aquellas personas que enfrentan situaciones históricas de discriminación, con una preocupante afectación a hombres jóvenes que viven en pobreza.

Tal como el caso de un niño detenido y torturado por policías municipales de Chemax, así como los detenidos de Chablekal en el contexto de las violaciones a los derechos humanos generalizadas perpetradas por policías estatales el 3 de mayo de 2016 se encuentran entre los casos que recoge el informe de Amnistía Internacional “Falsas sospechas, detenciones arbitrarias en México”.

Las detenciones arbitrarias contra personas de Chablekal la perpetraron policías estatales en el contexto de violaciones a los derechos humanos generalizadas cometidas por agentes estatales el 3 de mayo de 2016, durante un intento de desalojo contra un anciano de 95 años de la vivienda que había habitado durante toda su vida, se ha informado.

“En esa ocasión la policía estatal incurrió en provocaciones al allanar la iglesia cuando vecinas y vecinos de Chablekal intentaban tocar las campanas para alertar a la población acerca del inminente desalojo.

La policía incurrió en uso excesivo de la fuerza e incluso allanó una casa y tiró gases lacrimógenos al interior de la vivienda en la que la gente se refugiaba de los gases lanzados en las calles y detuvo a los dueños de la casa que abrió sus puertas a la gente”, relata el informe.

Estos dos casos, incluyendo la detención de dos integrantes de Indignación que realizaban una labor de observación de derechos humanos que fue obstaculizada por la policía, se incluyen en el informe de Amnistía Internacional en la ciudad de México.

En tanto, la Codhey emitió una limitada y tardía recomendación en el caso de Chablekal, se ha mencionado. “Ambos casos continúan impunes y ocurrieron en un contexto de graves detenciones arbitrarias y actos de tortura en Yucatán, como el de Tekax, que incluso se divulgó a través de un video la tortura perpetrada por agentes municipales y la de Temax, en la que el joven detenido falleció en la celda”.

Antes de morir, sus familiares lo visitaron en la celda y lo escucharon decir: “No voy a sobrevivir. Con esto que me hicieron me voy a morir”. El informe de Amnistía, centrado en las detenciones arbitrarias, da cuenta de casos en todo el país.

“Falsas sospechas: Detenciones Arbitrarias en México demuestra la manera en que la policía de todo México detiene arbitrariamente de forma rutinaria a personas para extorsionarlas. Además, los agentes a menudo colocan pruebas falsas en un intento de demostrar que están haciendo algo para abordar la delincuencia, o de castigar a personas por su activismo de derechos humanos. El informe se basa en entrevistas confidenciales con agentes de policía y miembros del sistema de justicia.” Señala Amnistía México.

“El sistema de justicia de México es totalmente inadecuado para su propósito y, por tanto, está fallando masivamente a la población”, ha manifestado Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

You might also like More from author

Comments

Loading...