DSC_5643

Diversión en hielo en plena Ciudad de México, si puedes

Por Enrique Legorreta

Fotos Rodrigo Rojo

 

Una de las actividades recreativas, que desde el 2007 se realiza año con año en la Ciudad de México es el patinaje sobre hielo en el Zócalo.

Desde las ocho de la mañana la gente llega a la plancha del Zócalo a tomar su turno y obtener un brazalete para así acceder a la pista en el primer horario, que inicia a las 10:00 de la mañana. Jazmín, una de las jóvenes del Injuve que se encarga de la seguidad y que apoya a los visitantes que no saben patinar llega desde las 9:00 de la mañana, que también es la entrada de los voluntarios.

Jazmín viene de Iztapalapa, donde vive con sus padres y se dedica a trabajar, a sus 16 años dejó pausado sus estudios porque los amigos le interesan por ahora, “quise experimentar que se siente trabajar, envolverme en el trabajo, ser un poco adulta, pero veo que es difícil”, comentó.

Jaz comenta que durante su apoyo a los patinadores se encuentra con personas que son muy “payasas”. “Me toca cada gente a la que tengo que apoyar, son muy groseros y sólo se molestan de que los ayudas a levantarse de su caída en el hielo, son muy poco tolerantes”, aseguró.

Los turnos de los monitores de la pista de hielo son dos, en la mañana y en la tarde, Jazmín entró en la mañana y a las 03:00 de la tarde termina, de ahí se va a su casa y descansa o en sus ratos libres sale a divertirse con sus amigos.

Durante la espera la gente convive con sus familiares, desde jóvenes de 15 o 16 años hasta padres de familia que llevan a sus hijos a distraerse en el periodo de vacaciones invernales.

Ana Guzmán, madre de familia que viene de pasada al Distrito Federal, hizo escala exclusivamente a la pista de hielo, sus hijos le dijeron que los llevarán. Ellos son de Chilpancingo, Guerrero y venían de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, donde vacacionaron unos días, “mis hijos querían que viniéramos al DF para la pista de hielo, hicimos 12 horas desde Chiapas y de aquí nos vamos a la casa de nuevo”, dijo feliz.

La familia Guzmán, al momento de pasar, no se percataron que su turno era a las 04:00 de la tarde, tristemente para los niños no hubo patinaje ya que su camión salía a la misma hora, la mamá decidió que para el próximo año vendrían con más tiempo a patinar mientras los niños tristes y llorando se iban a lo lejos.

La pista de hielo en el Zócalo capitalino es un gran atractivo para el turismo mexicano y el extranjero, pero hay que tomar con paciencia la espera y tener previsto todos los detalles, tratar de ser amables y no quedarse con las ganas por falta de tiempo. La pista está abierta de las 10:00 de la mañana a las 09:00 de la noche de lunes a domingo hasta el 6 de enero.

Comentar