Principales

El 1 de julio se impondrán las tendencias que señalan a AMLO como el ganador de la elección: Zepeda Patterson; aunque se sumara el voto del PRI al PAN, no les alcanza para ganar limpiamente: Ricardo Ravelo

(06 de julio, 2018. Revolución TRESPUNTOCERO).- Con más de 26 puntos por arriba del segundo lugar, Andrés Manuel López Obrador mantiene una ventaja muchísimo más significativa que en las otras dos eleciones. “En cualquier otro país con instituciones electorales más sólidas, la ventaja que mantiene Andrés Manuel en las encuestas de intención de voto -de las casas encuestadoras responsables- significaría una elección ya dada”, comenta a Revolución TRESPUNTOCERO, el escritor y periodista Jorge Zepeda Patterson.

El también autor de Muerte contrarreloj (Planeta, 2018), señala que si estuviéramos en Francia, Inglaterra, Estados Unidos o Alemania, una ventaja de 18 puntos a 30 días del 1 de julio, “haría que prácticamente ese día fuera simbólico”, pero, dice, estamos México con la precariedad de nuestras instituciones y un gobierno priista que tiene fama de tener mapaches y afectar los procesos electorales. 

“Sin dejar de contar con un TRIFE que decide, contra toda evidencia, que El Bronco puede estar en una boleta electoral, cuando era más que evidente que había hecho trampa y logró los requisitos de manera fraudulenta, elementos que hacen que dudes de lo que podría pasar el 1 de julio. De atenernos a la lógica, prácticamente sería un paseo que confirmaría lo que durante meses se ha dicho una y otra vez. Es una ventaja que prácticamente no se ha modificado”, señala el periodista.

Zepeda Patterson, espera que durante la culminación del proceso electoral, México no reciba una sorpresa negativa y el próximo presidente de este país sea quien verdaderamente haya decidido la mayoría y ahora mismo lleva la delantera. “Tendrían que pasar cosas muy oscuras para revertir una ventaja de esta naturaleza. Es como un partido de fútbol donde van 4-0 en el minuto 80 y sin más cambia el marcador, desde luego te deja dudas de qué sucedió”, explica.

Sobre el tema, el periodista Ricardo Ravelo, afirma que no observa ninguna posibilidad de que el PRI vaya a repuntar; “ya estamos a muy poco tiempo de la elección, la diferencia que lleva Lopez Obrador es muy alta”, sin embargo, no descarta un fraude electoral o un intento de éste, “porque ellos todavía tienen el poder”.

“Mientras tengan el poder pueden intentarlo todo; el fraude no lo descarto porque la experiencia de elecciones pasadas así lo acreditan. No descarto que el árbitro, en este caso el INE, sea un instrumento del propio sistema. Si realmente quieren robarse la elección se la van a robar, ahora demostrar que Meade ganó sería un grave problema en el país.

Va traer muchos problemas si no se respeta la elección, está más que claro hacia dónde tiene la preferencia la sociedad. En caso que ganará el PAN, sería muy probable la continuidad porque es lo mismo que el PRI, sin embargo no sé si Ricardo Anaya pueda sumar votos priistas y hasta donde puede ayudarle a repuntar”, comenta a Revolución TRESPUNTOCERO, Ricardo Ravelo.

El autor de Los incómodos 1 y 2 (Planeta, 2018), agrega que el PRI juega con dos candidatos. Uno por el PAN y otro por el partido oficial. “Está muy claro, pero aunque se sumara el voto del PRI al PAN, me da la impresión que no les alcanza para ganar limpiamente. Uno de los objetivos que no se concretó, era llegar a un empate con el puntero y esto hubiera facilitado la posibilidad hacer un fraude.

“De que lo van a intentar van intentar, incluso es claro. Por ejemplo, en Veracruz es un descaro la manera en que están comprando votos, con despensas y entregando dinero por todas partes. El hijo de Miguel Ángel Yunes se ha consolidado en más de 100 municipios mediante esa práctica, es decir comprando la voluntad de la gente”.

Ravelo añade que esa misma práctica la lleva a cabo tanto el Frente como el PRI. “Le están quitando a mucha gente la credencial a cambio de una dádiva o un apoyo y hay gente que por necesidad sin duda lo está permitiendo”.

El periodista considera que si se llegara a consolidar un fraude electoral, las consecuencias serían muy graves. Es probable que esto pueda derivar en una crisis política todavía mayor o un quiebre económico, una devaluación. Este tipo de prácticas tiene mucha resonancia los mercados internacionales y México está siendo observado en Europa y Estados Unidos, en el tema de la elección, explica.

Zepeda Patterson, agrega que por el ambiente social que se observa, el 1 de julio se impondrán las tendencias que señalan a Andrés Manuel como el ganador de la elección. “Mucho del electorado siente que lo intentó con el PAN (en 2000 y 2006), que terminó con niveles de reprobación altos, después en 2012 con Peña Nieto, que regresó al PRI supuestamente de cara lavada, es evidente que estuvo muy por debajo de las expectativas, no lo digo yo sino los niveles de reprobación de la administración que llegan cercanos al 80% , partiendo del hecho que se encuentra en niveles de aprobación del 20%”.

Es así como, una vez que el electorado probó ya con ambos partidos solo resta un posible cambio hacia la izquierda, comenta que, lo anterior es claro cuando las circunstancias que vive el país son graves, poniendo como principal ejemplo, la inseguridad, “nos está destrozando y no solamente a la gente que va por la calle sino también a empresas que se retiran de zonas que están colapsando con asaltos sistemáticos”.

El también sociólogo pone como un ejemplo más, la ordeña de los ductos, que ya no es un mero goteo sino una industria masiva, sumado a que ahora las comunidades toman justicia por mano propia, lo que, comenta, da cuenta que el Estado está en pleno retroceso y que esto no puede continuar así, de lo contrario, “no sé qué pasaría dentro de 10 años si mantenemos el ritmo que llevamos. Esto no debería existir en el siglo XXI, parece que estamos hablando del siglo XIX. Por eso urge algún tipo de cambio y si ya probamos todo, con todas las dudas que puedan haber sobre la opción de Morena, es lo último que no hemos intentado”, puntualiza Zepeda Patterson.

En tanto, Ravelo indica que, si llega a ganar Andrés Manuel tendrá frente a él muchos retos y muchos temas que acomodar, uno de ellos, señala, es la violencia. “Cómo va hacer para resolver ese problema y sumado a éste, la corrupción que ha cuestionado tanto, seguramente tendrá que establecer una política muy bien afinada para combatirla.

“Y una de las formas en que puede empezar, es proceder legalmente contra aquellos gobernadores, políticos o funcionarios a los que se les acredite algún tipo de enriquecimiento a la sombra del poder. No veo otra manera de poder serenar la corrupción más que procediendo legalmente, encarcelando a quienes hayan incurrido en este tipo de prácticas y en el tema del crimen organizado”.