Relevante

En el debate, AMLO disfrutó ventaja de 26 puntos; Anaya y Meade participaron en los intercambios más candentes, como si asegurar el segundo lugar tuviera algún tipo de triunfo moral: Bloomberg

En el debate, AMLO disfrutó ventaja de 26 puntos, mientras que Ricardo Anaya y José Antonio Meade participaron en los intercambios más candentes, como si asegurar el segundo lugar tuviera algún tipo de triunfo moral, señaló una publicación de Bloomberg.

Durante el tercer y último debate presidencial “podemos decir con confianza que este no se recordará por mucho tiempo. Si bien el formato de mesa redonda agilizó la conversación, la discusión de dos horas no trajo muchas propuestas nuevas a la mesa y, como se esperaba, una buena parte del tiempo se gastó en intercambiar acusaciones de corrupción”, señala Bloomberg.

En el texto se resalta que, Andrés Manuel López Obrador repitió su promesa de examinar los contratos de exploración y producción petrolera por signos de corrupción y también prometió cancelar la reforma educativa, dos elementos legislativos clave aprobados al inicio de la administración del presidente Enrique Peña Nieto. 

A su vez, se recordó que Andrés Manuel dijo que México debería enfocarse en fortalecer su mercado interno, independientemente de que quisiera que el TLCAN continúe y también insistió en que puede financiar la mejora de los servicios sociales simplemente reduciendo el desperdicio burocrático y erradicando la corrupción. “López Obrador actualmente disfruta de una ventaja de 26 puntos en Barómetro Electoral Bloomberg y los inversionistas siguen a la caza de señales de cómo sería su probable administración”.

De acuerdo a dicho medio, Andrés Manuel goza ya de un 50.8% de la intención de voto efectivo; Ricardo Anaya obtiene 24.8%; José Antonio Meade un 21.6%, mientras que El Bronco llega al 3.7%.

Se asegura que “Ricardo Anaya y José Antonio Meade participaron en los intercambios más candentes, como si asegurar el segundo lugar tuviera algún tipo de triunfo moral. A lo largo de la campaña, Anaya se ha presentado como la única esperanza para los votantes cansados del Partido Revolucionario Institucional -que ha gobernado durante ocho de las últimas nueve décadas y cuya imagen ha sido perjudicada por una serie de escándalos de corrupción- y temerosos de los cambios propuestos por López Obrador”. 

Sobre Meade, quien hasta el año pasado se desempeñó como Secretario de Hacienda, atacó la honestidad e integridad de Anaya después del surgimiento de un nuevo video la semana pasada, sugiriendo que recibió contribuciones de campaña. Anaya ha negado repetidamente cualquier irregularidad, se indica.

A pesar de ser un debate dedicado a cuestiones económicas, hubo muy pocos comentarios sobre el TLCAN, ni sobre cómo promover inversiones y ni una sola mención a la guerra de aranceles iniciada por el presidente Donald Trump. “Con 18 días para votar y los mexicanos enfocándose en el mundial de futbol, que comienza el jueves, el debate de esta noche será cualquier cosa menos un parteaguas”.