CoyunturaViral 3.0

En San Luis Potosí colocan espectaculares en donde se exhiben excesos, delitos y desobligaciones de los habitantes

Espacios de la zona metropolitana de San Luis Potosí se han utilizado para colocar espectaculares en donde se exhiben excesos, delitos y desobligaciones de los habitantes, lo que convierte temas personales en públicos.

En Mariano Jiménez y avenida Salvador Nava, se colocó un espectacular donde una mujer acusa a un varón de no hacerse responsable de su embarazo, de no contestarle sus mensajes y de bloquearla en Facebook.

“Dio Positiva la Prueba, Estoy Embarazada” – refería una gran lona que fue vista por miles de ciudadanos.

Ante esto actos, el abogado Juan Jesús Lozano Pedroza, especialista en derecho penal, comentó que “los ciudadanos están pensando que la ciudad es un gran muro de Facebook y esto no es así porque en el plano real tiene sus consecuencias”.

Una víctima reciente fue el dirigente municipal del PAN, Maximino Jasso Padrón, de quien colocaron dos espectaculares en la ciudad donde aparece con orejas de burro y una caguama en la mano.

El suceso fue firmado por un grupo panista contrario a Padrón en la capital potosina, pero no se pudo dar con el autor intelectual del agravio.

Asimismo, se colocó un anuncio espectacular en contra del sacerdote católico Eduardo Córdoba Bautista, quien es acusado por abuso sexual.

Por su parte, la regidora María Sanjuana Balderas Andrade, presidenta de la comisión permanente de Comercio, Anuncios y Espectáculos del Ayuntamiento de la capital, consideró lamentable que las estructuras para anuncios espectaculares sean utilizadas para denostar a personas, de forma anónima.

Balderas Andrade explicó que la Dirección de Comercio cuenta con un registro de cada uno de los espectaculares autorizados en la ciudad; “hay nombres y domicilios de cada uno de ellos” – aseguró.

Recordó que el Artículo 65 del Reglamento de Anuncios del Municipio de San Luis Potosí, señala que está prohibido todo anuncio cuyo texto, figuras o contenidos sean contrarios a la moral y buenas costumbres, cause agresiones a cualquier persona física o moral, o conduzcan a conductas negativas.