Nacional

En Sinaloa, Colectivo que busca víctimas de desaparición forzada encuentra 5 mil 217 restos óseos, en área descartada por Fiscalía

Un colectivo de buscadores de personas desaparecidas, Sabuesos Guerreras AC, hizo el hallazgo de 5 mil 217 restos óseos fragmentados y calcinados en una noria que se encuentra al poniente de la ciudad de Culiacán, Sinaloa.

De acuerdo con la Fiscalía General del Estado, “estos deberán de ser analizados para corroborar que todos son restos humanos”.

El hallazgo se hizo alrededor de las 11:00 horas del domingo cuando el grupo se internó en un predio donde hay cribas de materiales de construcción, donde en el último año se han encontrado los restos de al menos ocho personas que han sido identificadas con pruebas de ADN, informó Reforma.

Rosa Neriz, integrante del grupo Sabuesos Guerreras AC, señaló que “los restos se encontraron en un área que ya había sido descartada por la Fiscalía General del Estado”.

“Las autoridades no buscan bien. Esa Noria ya teníamos rato trabajando y la vez anterior que estuvimos ahí solicitamos una retro la cual nos fue negada, aun así se trabajó y quedó pendiente”, indicó.

Se informó que, el último hallazgo que se había realizado en ese lugar fue hace apenas dos meses, cuando se hizo un rastreo acuático en el Río Culiacán, que se encuentra a unos 200 metros del lugar.

En esa búsqueda se encontraron huesos humanos y un par de lentes, los cuales fueron resguardados para el análisis por la Fiscalía General. En esta ocasión, los más de 5 mil fragmentos calcinados de hueso fueron encontrados en una noria, señala la publicación.

Para sacarlos, el equipo utilizó una cubeta con la que sacaron tierra. Esa misma se coló con con un cedazo con el que fueron separando los restos de piedras, tierra y raíces. “Los restos que encontraron son fragmentos entre 1 y 10 centímetros, según las estimaciones del grupo de búsqueda, y hasta el momento se desconoce a cuántas personas les pertenece”.

El grupo Sabuesos Guerreras está conformado por más de 20 familias que tienen a uno o más personas desaparecidas.

María Isabel Cruz, líder del grupo, el hallazgo de osamentas y fragmentos de huesos es un indicador negativo que, asegura, no es reconocido por la autoridad.

“Tristemente ver que el problema sigue creciendo y no nada más los jóvenes, porque hay niños de 13 años que están desaparecidos y la autoridad no quiere voltear a ver el problema y los candidatos menos, con tanta campaña política menos, aunque sea un problema de seguridad”, aseguró.