VIOLENCIA

Exigen a gobierno detención del líder de Los Tequileros; cuenta con 15 órdenes de aprehensión por secuestro y homicidio

(30 de diciembre, 2016. Revolución TRESPUNTOCERO).- Esta semana, en Guerrero, junto a los grupos de autodefensa, los habitantes recorrieron las calles céntricas de la cabecera municipal y pidieron que se aprehenda también a los cómplices del grupo criminal Los Tequileros, para que regrese la tranquilidad.

A la manifestación se sumaron familias desplazadas que se habían ido desde hace mucho tiempo debido a la inseguridad. Fueron más de mil personas, quienes se manifestaron en las calles del centro de San Miguel Totolapan para exigir que el gobierno del estado y el federal “garanticen la seguridad en esta localidad y a su vez detengan a Raybel Jacobo de Almonte, El Tequilero”.

Las personas marcharon vestidas de blanco como parte de la convocatoria que emitió el grupo de autodefensa denominado Movimiento por la Paz de San Miguel Totolapan y se invitó a todos los sectores sociales de la localidad a participar.

De acuerdo a información de El Sur, los asistentes avanzaron unas calles que dan vuelta al centro pues la comandancia de la autodefensa está aproximadamente a dos cuadras de la plaza principal. La gente lanzó consignas en contra del gobernador, Héctor Astudillo Flores, a quien le pidieron que cumpla su promesa de orden y paz para Guerrero. Pidieron que Enrique Peña Nieto, sea más certero en su combate a la delincuencia.

Varios de los integrantes del movimiento marcharon tapados del rostro. En tanto, las madres salieron a las calles con pancartas e hicieron un llamado para que detengan a El Tequilero y que éste no vaya a tomar represalias en contra de los integrantes de la autodefensa.

A la marcha se sumaron familias desplazadas, algunas ya se habían ido desde hace mucho tiempo de San Miguel Totolapan debido a los secuestros y las extorsiones. Durante la marcha los asisitentes no dejaron de gritar “paz” para San Miguel Totolapan.

Además, en un documento se dio a conocer que la autodefensa no dejará las armas y lo hará sólo hasta que el gobierno estatal y federal garantice la seguridad de las familias y su patrimonio.

Además de que el movimiento no es contra el gobierno, sino contra los secuestros, de las extorsiones y las amenazas que la delincuencia ha hecho en contra de San Miguel Totolapan.

En el texto se informó que se busca reactivar la economía, el transporte, el comercio, que se abran las escuelas y los centros de salud y se reanude la ganadería y la agricultura. Que se termine la impunidad, que detengan al Tequilero y sus cómplices.

Se pidieron garantías “para que los maestros que lleguen a San Miguel Totolapan no sean secuestrados ya que este año hubo 12 maestros que fueron plagiados por El Tequilero, dos de ellos fueron asesinados y los demás fueron liberados tras pagar un rescate por su libertad, los docentes ya no regresaron a dar clases”.

Cabe señalar que, la mañana del 26 de diciembre fue localizada la osamenta de un maestro de primaria a 300 metros de la entrada de la comunidad de La Gavia municipio de San Miguel Totolapan. El docente fue secuestrado en abril por el grupo de El Tequilero.

De acuerdo a las autoridades de Guerrero, Raybel Jacobo de Almonte, El Tequilero, es el líder del grupo criminal que lleva su apodo, Los Tequileros, “un criminal que tiene al menos 15 órdenes de aprehensión en su contra por delitos como extorsión, secuestro y homicidio”, de acuerdo con Xavier Olea Peláez.

Además, entre los crímenes que se le atribuyen están los de la exregidora panista de San Miguel Totolapan, María Félix Jaimes; el regidor Roberto García García, también en ese municipio y del dirigente del PRI, Carlos Salanueva de la Cruz.

A esto se suman, su posible responsabilidad en el homicidio de José Eutimio Tinoco, El Rey de la Tortilla en Arcelia, y de Joaquín Real Toledo, director de la secundaria técnica de Santana del Águila, en Ajuchitlán, de donde fue sacado por la fuerza el 11 de enero pasado.

A su vez, el secuestro de decenas de personas que luego fueron liberadas en los límites de los municipios de Arcelia y San Miguel Totolapan, presuntamente tras el pago de un rescate.

Sobre el tema, el fiscal Olea detalló, en entrevista con El Financiero, que esta organización está integrada por 30 personas, aproximadamente, quienes en algún tiempo fueron sicarios de La Familia Michoacana y ahora buscan su independencia.

En tanto, según reportes federales “estos grupos tienen presencia en al menos 60 de los 81 municipios del estado, es decir en casi el 80 por ciento de Guerrero, una de las principal entidades productoras de amapola y mariguana en el país”.

Comentar