Hablemos de la vasectomía

Un joven periodista venezolano invitado en uno de los programas matutinos más escuchados del país comentó que ya tenía dos hijos y que quería hacerse la vasectomía. La reacción del muy conocido entrevistador fue “¿Ah si? ¿y eso por qué?”  a lo que genialmente el joven periodista responde “porque solo tengo dos manos, una para cada hijo ¿Cómo hago para cruzar la calle de manera segura con más hijos?”.

¿MIEDO A LA VASECTOMÍA?

Algunas de las dudas más frecuentes entre los hombres a quienes se les presenta la vasectomía como una opción anticonceptiva son: ¿Tendré erecciones? ¿Dejaré de eyacular? ¿Ya no tendré semen? La respuesta a todas ellas es bastante simple, la respuesta es SI a la primera y NO a las otras dos. Lo único que va a variar es que el semen no tendrá espermatozoides. Por qué? muy sencillo: el semen y los espermatozoides se forman en lugares separados y solo después se unen. La vasectomía solo interrumpe el ducto por el que los espermatozoides suben para insertarse en el semen.

PERO EL CÚMULO DE INFORMACIÓN NEGATIVA SUPERA CON CRECES LAS POCAS INICIATIVAS QUE EXISTEN A FAVOR DE LA VASECTOMÍA.

Además de esas dudas, propias de la falta de información, se suman la información negativa que se encuentra en internet y la manera como los mismos hombres, entre amigos, se hacen la “recomendación” para la vasectomía. Entre hombres citadinos, menores de 50 años, cuando un compañero dice que volvió a dejar embarazada a su pareja por quinta vez, pensando en los altos costos de mantener a cada hijo, alguno del grupo le dirá “hermano, ve para que te lo corten”. No es para menos que los hombres le huyan al procedimiento.

INICIATIVAS A FAVOR

Los programas que se impulsan desde las organizaciones sociales y más aún las políticas públicas de planificación familiar son esenciales para que los hombres interesados en la vasectomía puedan disipar las dudas y acceder al procedimiento cuando así lo requieran.

Una iniciativa en esta dirección es el movimiento llamado Día Mundial de la Vasectomía liderado por Jhonathan Stark, un cineasta que en medio de las conflictos en países africanos conoció a hombres que se sometían a la vasectomía como una manera de brindar mayor calidad de vida a los hijos que ya tenían.

POR ELLO EL LEMA DEL MOVIMIENTO ES “ACTOS DE AMOR” Y BUSCA CELEBRAR LO BUENO DE SER HOMBRES.

Por mi parte conocía de esta iniciativa desde hace un par de años, lo que no sabía es lo muy involucrado que está la Secretaría de Salud de México, a través de su Centro Nacional para la Equidad de Género y Salud Reproductiva, quienes llevan a cabo una campaña llamada “Los hombres también contamos”, desde la cual se promueve la paternidad responsable, incentivando, entre otras cosas, la realización de la vasectomía para aquellos hombres que ya han alcanzado el número de hijos deseados, e incluye la capacitación de personal médico para que maneje la información correcta y realicen el procedimiento.

Tanto la iniciativa como el programa público son excelentes modelos que pueden ser tomados como referencia, tanto por organizaciones de la sociedad civil como por instituciones públicas a nivel regional para impulsar que cada vez más hombres puedan asumir su responsabilidad en la planificación familiar y equilibrar el peso con las mujeres, mientras sea la opción más segura para los hombres.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...