Nacional

Habrá depuración en corporaciones policiacas, porque el “crimen uniformado” es el que más daño le hace a la seguridad del país: Durazo

“En la estrategia de combate a la corrupción de Andrés Manuel López Obrador habrá una depuración a las corporaciones policiacas, porque el “crimen uniformado” es el que más daño le hace a la seguridad del país”, afirmó Alfonso Durazo.

El senador electo por Sonora y futuro secretario de Seguridad en el próximo Gobierno Federal, dijo que las Fuerzas Armadas poco a poco regresarán a sus cuarteles, y permanecerán en los estados donde se requiera reforzar el combate al crimen organizado, informó Zócalo.

Explicó que “la seguridad pública es responsabilidad civil, aunque por los niveles de inseguridad, el Ejército Mexicano permanecerá en algunas regiones del país, sobre todo en donde las Fuerzas Armadas representan la única presencia del Estado mexicano”.

A partir del 1 de diciembre, al entrar en funciones el próximo Presidente, habrá un proceso de capacitación y profesionalización de las policías federal, estatal y municipales, para garantizar buenos perfiles de los agentes que entrarán al relevo del Ejército Mexicano, indicó.

Durazo manifestó que “habrá un fortalecimiento a los agentes que estén convencidos con un servicio honesto a la sociedad, vamos a depurar de las filas al ‘crimen uniformado’”.

Admitió que en todo proceso de cambio habrá resistencia, aunque en esta ocasión hay la circunstancia de que el próximo gobierno tiene una gran base social que lo respalda, lo cual no ocurría en este país desde el período de Francisco I. Madero, señala la publicación.

 

“Con ese respaldo de la gente, sumado a la fuerza política y presupuestal, será posible dar respuesta a las demandas de la población”.

“No se va a crear ningún otro cuerpo de seguridad, pero se va a fortalecer a un nivel altamente profesional, con estándares internacionales a la Policía Federal, que será modelo para el resto de las corporaciones policiacas… ajustar tuercas a fondo en el combate a la corrupción y se van a mejorar sus condiciones salariales”, expuso.

Respecto al Mando Único Policial, dijo que “ese modelo está en una gran discusión, pues no representa la solución, porque el problema es de debilidad institucional”.