Luego de 25 años, joven encuentra a su familia gracias a Google Maps, se había perdido a la edad de 5 #Fotos

Saroo Brierley, un exitoso empresario dedicado al ramo hotelero se ha hecho famoso recientemente debido a la maravillosa y poco usual vida que ha tenido hasta la fecha.

Cuando tenía 5 años, Brierley, viajaba con su hermano en un tren de la India, su país natal, donde vivían en condiciones de pobreza extrema.

“Era tarde en la noche, Nos bajamos del tren y estaba tan cansado que me senté en una estación y me quedé dormido. Pensé que mi hermano volvería para despertarme, pero cuando abrí los ojos él ya no estaba. Vi una locomotora y subí pensando que ahí estaba esperándome mi hermano”, cuenta Saroo sobre la noche que cambiaría su vida para siempre.

Su hermano no estaba en ese tren y despertó 14 horas más tarde en la ciudad de Calcuta.

Saroo, terriblemente asustado sólo veía miles de personas desconocidas, a las que intentaba preguntar por su hermano. El panorama no era alentador para un niño de 5 años que se encontraba vagando solo y expuesto a miles de peligros.

Tras esta situación se convirtió en un mendigo más en las temibles calles de la India, aprendiendo a no confiar en nadie. Incluso cuando un desconocido le proporcionó abrigo, comida y techo, Saroo salió huyendo del lugar, “pues anda bueno le podía esperar” pensó.

No todo fue tan malo, él terminó en un orfanato donde fue adoptado por una pareja de Tasmania, resignado a no encontrar a su familia biológica nunca más, pero con la confianza de que ahora tenía una nueva, donde le proporcionaban amor y cuidados en Australia.

Con el paso de los años sus deseos por reencontrarse con su familia y orígenes aumentaron, pero él no sabía leer al momento de perderse, ni siquiera sabía el nombre de su ciudad, solo contaba con sus recuerdos. Así que decidió entrar a Google Maps para buscar suerte.

De pronto provino la luz…

“Multipliqué el tiempo que estuve en el tren, aproximadamente 14 horas, con la velocidad de los trenes en la India y se me ocurrió una distancia lógica, eran alrededor de 1.200 km”, dijo Saroo.

Tras dibujar un perímetro en el mapa con el radio aproximado desde donde creía podía vivir su familia, milagrosamente dio con su ciudad natal, Khandwa.

“Cuando lo encontré, lo alejé un poco y di con la cascada donde solía jugar”, narra el protagonista.

Con ese dato se puso de inmediato en marcha a su ciudad y su barrio, Ganesh Talai. Pero no todo era tan fácil. “Cuando llegué a la puerta, vi un cerrojo. Parecía viejo y dañado, como si la casa hubiera estado abandonada por años”.

Afortunadamente tenía una foto de su familia y recordaba los nombres de ellos, un vecino le dijo que se habían mudado. Hasta que de pronto otra persona le dijo que sabía en nuevo paradero de sus seres queridos.

“Me sentí estremecido y pensé: ¿Estoy escuchando lo que creo que estoy escuchando?” recuerda Saroo.

Cuando lo llevaron con su familia, él no los pudo reconocer de inmediato.

“La última vez que la vi, tenía 34 años y era una bella dama, había olvidado que la edad le ganaría. Pero la estructura facial todavía estaba allí, la reconocí y le dije: Sí, tú eres mi madre. Tomó mi mano y me llevó a su casa. No podía decir nada. Creo que estaba tan adormecida como yo. Tenía algunos problema para comprender que su hijo, después de 25 años había reaparecido como un fantasma”.

La madre jamás había perdido la esperanza de encontrarlo, después le dijo que tristemente su hermano que lo había perdido de vista nunca regresó y su cuerpo fue encontrado tras ser atropellado por un tren.

aunque le dolía en el fondo del alma haber perdido a su hermano, por fin Saroo volvía a conciliar el sueño tras haber encontrado a su familia, con la que no ha perdido el contacto.

Ahora, con el paso de los años y siendo un hombre influyente, una productora de cine conoció la historia de de Saroo y quedaron impactados que tras hacer ligeras adaptaciones la han llevado a las pantallas grandes, con el nombre de “Lion” que relata la apasionante historia.