Miguel Ángel Vázquez “el poderoso y siniestro” funcionario de Mancera que operó y favoreció a Del Mazo; maneja a su antojo 8 mil millones del presupuesto

(27 de noviembre, 2017. Revolución TRESPUNTOCERO).- Miguel Ángel Vázquez Reyes, es nombrado por el analista político Héctor Moctezuma de León, “el poderoso y siniestro” subsecretario de Administración y Capital Humano de la Secretaría de Finanzas del Gobierno de la Ciudad de México.

Argumentando que ha sido solapado por Miguel Ángel Mancera lo que lo ha llevado a manejar a su antojo, más de 8 mil millones de pesos del presupuesto y tener injerencia no sólo en la citada secretaría, sino también en diversas áreas del actual régimen en la capital del país, describe en la columna para esta casa editorial.

“Miguel Ángel Vázquez es un individuo tortuoso que fue llevado ante Miguel Ángel Mancera de la mano de Julio Cerna, le fue creada esa subsecretaría por medio de un decreto para reformar y adicionar diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública del Distrito Federal, publicado en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México el 18 de febrero del 2017”.

Y afirma que su ascenso a la poderosa subsecretaría de Finanzas lo consigue a base de traiciones a funcionarios de los dos gobiernos anteriores, pero además, no cumple con los requisitos legales para tal cargo que exige como mínimo el nivel licenciatura y “según documentos de la Secretaría de Educación Pública apenas terminó el nivel bachillerato”.

De Vázquez se puede recordar que, en 2015 se dio a conocer en medios de comunicación la problemática de la venta de plazas, despidos injustificados, corrupción, acoso sexual y laboral, intimidación, violencia psicológica y física y falta de equipamiento seguro son algunos de los males que aquejan al Heroico Cuerpo de Bomberos del Distrito Federal.

Durante una serie de acciones por parte de los bomberos, ellos denunciaron que “después de movilizaciones en distintas instancias del gobierno capitalino, en octubre del 2014, 57 bomberos firmaron un acuerdo ante el entonces, director general de Administración y Desarrollo de Personal, Miguel Ángel Vásquez Reyes, en el que quedaron comisionados en la Central de Abasto (Ceda) a partir del 1 de noviembre de 2014.

De acuerdo con Proceso, “el acuerdo incluyó que a partir del 1 de enero del 2015 les regularizarían los salarios –ya que les quitaron entre 30% y 40%– y les regresarían las mismas prestaciones y cotizaciones para su jubilación.

No obstante, aseguraron que hasta esa fecha no se había cumplido el acuerdo, pese a que desde su asignación en la Ceda se atendieron alrededor de dos mil 300 emergencias con carencias de equipo personal, herramientas y seguro de vida”.

Vázquez Reyes, militante del PRD y perteneció a la tribu de René Bejarano, a quien traicionó e ingresó a la entonces Jefatura del Gobierno del Distrito Federal en el año del 2004 como director general de Política Laboral y desde ese cargo ascendió hasta convertirse en el poderoso e intocable subsecretario que ahora es y que le permitió, recientemente, imponer a su amiga, Alejandra Torres como jefa de la Caja de la policía capitalina, la famosa caja chica del jefe de gobierno, señala el columnista.

Movimiento que seguramente le resultó fácil, luego que, de acuerdo con el columnista Adrián Rueda, “además de haberle sido fiel como un perro cuando el De las ligas estuvo preso en el Reclusorio Sur por el affaire de los dólares del empresario Carlos Ahumada, Vásquez Reyes —quien incluso vivió nueve meses fuera del penal en un carrito— tomó fuerza en los órganos electorales de la ciudad.

Como representante del PRD ante el Instituto Electoral del Distrito Federal, en ese entonces, logró acceder a la  nómina y armó una estructura burocrática que le alcanzó, incluso, para que al interior del organismo los candidatos a consejeros pasaran sin mayores problemas, excepto Luigi Paolo Cerda, caso que se cocinó aparte.

Precisamente para sustituir a Cerda —corrido por falsear documentos— Vázquez Reyes impulsó a José Alfredo Hernández y así se lo hizo saber a Bejarano, quien por otra parte tenía la presión del delegado en Álvaro Obregón, Leonel Luna, para que el bueno fuera Gustavo Figueroa”, esto en 2013.

Ahora, Vázquez Reyes tiene injerencia en toda la plantilla de personal del gobierno que encabeza Miguel Ángel Mancera, integrada por unos 300 mil empleados, incluyendo a los de las delegaciones y la policía preventiva. Maneja todas sus prestaciones y las cuotas sindicales; de ese tamaño es el poder que ostenta en la administración pública de la capital del país, escribe Héctor Moctezuma. 

A su vez, agrega que “soborna a los dirigentes sindicales con viajes a Europa, o hasta Dubai y los Emiratos Árabes, para mantenerlos sometidos a su voluntad y así cometer todo tipo de tropelías al amparo de su cargo y la protección que le brindan desde las oficinas frente al zócalo capitalino”.

En 2015, Vázquez Reyes estuvo involucrado en un escándalo más, cuando la Asociación Civil Justicia y Transparencia, representada por Fernando Jiménez Carrasco, interpuso una denuncia ante la Procuraduría General de la República en contra del oficial mayor del gobierno del Distrito Federal, Jorge Silva Morales, por irregularidades en las adjudicaciones de contratos para la adquisición de bienes y servicios para el gobierno capitalino.

Señalándolo por adjudicaciones y convenios que permitieron pagos al doble a proveedores de servicios. En la denuncia, también se exigió realizar una investigación contra Miguel Ángel Vázquez Reyes, director general de Administración, por actos, conductas y omisiones presumiblemente constitutivas de algún delito, cometidas en agravio de la colectividad, así como a otros funcionarios tales como: Martín Nakawaga, exdirector de recursos materiales; María de la Luz Urrusquieta, directora de Adquisiones y Jorge Felipe Roldán Díaz, director general de Servicios Generales.

Moctezuma es insistente al decir que Miguel Ángel Vázquez actúa impunemente bajo el manto protector de Luis Serna –no Julio- y es un auténtico pájaro de cuenta en la administración de Miguel Ángel Macera.

“Es el funcionario  con más poder en el gobierno de la Ciudad de México, el que está planeando, junto con Juan Ayala, el dirigente, que no líder de los trabajadores del gobierno capitalino, dejar firmados costosísimas  condiciones generales de trabajo para heredar un problema financiero al próximo gobierno en la capital del país”.

Además, asegura que Vázquez “es toda una  fichita” y con seguridad irá la cárcel si Morena, con Claudia Sheinbaum “se hace del Palacio del Ayuntamiento de la Ciudad de México, porque además operó en favor del candidato del PRD a la gubernatura del Estado de México, Juan Sosa, en Ciudad Nezahualcóyotl, lo que desde luego favoreció al candidato del PRI, Alfredo del Mazo”.

Cabe señalar que, Moctezuma afirma que Vázquez “trabaja lo mismo para el PRI que para el PRD con la anuencia de Miguel Ángel Mancera que tiene una fe inquebrantable de que sería de gran utilidad en caso de que llegara a ser candidato a la Presidencia de la República, como son sus deseos, aunque no los de los mexicanos.

Entre sus gracias con las que tiene muy contento a Mancerita, está la elaboración de las tarjetas rosas, que reparte, lo mismo entre miembros del PRI que del PRD o del PAN en las que ‘ofrece’ a los trabajadores descuentos en tiendas departamentales o funerarias”.

 

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...