Oliver Fernández: financiero de Gordillo, recaudador de fondos para Del Mazo y prestamista rescatado por EPN

(12 de julio, 2017. Revolución TRESPUNTOCERO).- Al ex jugador profesional de tenis, Oliver Fernández, capitán del equipo mexicano de Copa Davis, Expansión lo llamó “el gran slam”, porque es el deportista que colgó la raqueta y ahora “mide sus puntos en millones de pesos”.

Su negocio es Crédito Maestro, una empresa que ofrece créditos de los 2 mil pesos a los 80 mil pesos a pensionados del Instituto Mexicano del Seguro Social  (IMSS), del Instituto de Seguridad Social y Servicios de los Trabajadores del Estado (ISSSTE); así como a profesores del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), “sin ningún tipo de requisito”, con el cobro vía nómina.

En 2013, cuando Fernández era ya un empresario, inició la empresa Fortinver Holdings Ltd, en el paraíso fiscal de las Bahamas. Poco antes de esto, su hermano Gerardo Fernández Mena, fundó Gixi Ltd, otra empresa. 

Siendo ambos accionistas de la Financiera Maestra SA de CV, conocida como “Crédito Maestro”, tanto Oliver como su hermano estuvieron incluidos en los 432 nombres de mexicanos involucrados en Bahamas Leaks, una investigación periodística internacional, que reveló que cientos de firmas, fideicomisos y fundaciones mexicanas tienen inversiones en aquel país, uno de los paraísos fiscales más conocidos del mundo.

El admirado deportista que tuvo éxito en los negocios, lo tuvo también en los nexos gubernamentales. Y es que cuando su compañía Financiera Maestra fracasó, fue  rescatada con recursos públicos por el Gobierno Federal a través de el “Profeproa”, un programa oficial cuyo nombre es Refinanciamiento de Créditos de Nómina, informaron distintas fuentes.

De acuerdo con investigaciones se ha conocido que “el gobierno federal intervino para ayudar a los trabajadores a pagar sus deudas contraídas con compañías, precisamente como Financiera Maestra, debido a que tenían intereses que hacían impagables los créditos”.

Antes, en 2015 se dio a conocer que César Camacho, diputado y presidente del PRI, fue quien presionó a sindicatos y gobernadores para contratar los servicios de Crédito Maestro a través de créditos de nómina para burócratas (con intereses de hasta 180%).

Después, a decir de las mismas investigaciones, se ha explicado que el gobierno de Peña Nieto, no buscaba un rescate para el magisterio sino para los prestamistas, quienes obtendrían un amparo si en el marco de la reforma educativa algunos maestros perdían su trabajo y se vieran imposibilitados para pagar sus deudas.

Así, no tendrían que proceder jurídicamente contra maestros deudores o los terceros obligados, que en muchos de los créditos vigentes son las autoridades estatales. Ya Videgaray lo afirmaba en su momento: “No tendrán ningún quebranto. Recibirán el dinero que hoy les adeudan los maestros en su integridad”. 

En un principio el plan fue invertir 5 mil millones de pesos de dinero público a través de Bansefi “para adquirir los créditos de los docentes y trabajadores que tenían tasas de hasta 180 por ciento”. La meta fue disminuir esos préstamos a tasas fijas del 18 por ciento.

De acuerdo a registros que existen en la Condusef, en el último registro de la empresa se reportó que contaba con 435 millones de pesos de capital variable. “Los datos con los que cuenta el Sistema de Información de Servicios Financieros que depende de la CONDUSEF, es que la Financiera Maestra SA de CV es una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple no Regulada y está registrada en este sistema desde agosto de 2007”, se ha conocido.

En su faceta como empresario Oliver Fernández también ha sido socio de Ernesto Zedillo y Juan Pablo Montiel, hijo del exgobernador priista Arturo Montiel, en la empresa OFEM.

Compañía que representó en 2006 un escándalo que exhibía un caso más de tráfico de influencias. Y en enero de aquel año, enfrentó una demanda por presunto fraude en perjuicio de la empresa Belumex Internacional.

De acuerdo a la denuncia con número FMH/AEMH3T2/65/06-01, iniciada en la Procuraduría del DF, “Montiel Yáñez y Zedillo Velasco están acusados de no pagar electrodomésticos comprados a Belumex”. Los adeudos que reclamó la empresa se demostraban en 23 facturas con las que se operaron las transacciones, que en su conjunto daban una cuantiosa suma de 36 millones de pesos. Es ahí donde responsabilizaron de el desfalco a los hijos de ambos exfuncionarios, y a Oliver Fernández, socio mayoritario de la empresa.

Fernández, también fue invitado a participar como accionista en Oceanografía, un caso que se caracteriza por ser uno de los mayores escándalos de corrupción del país. En donde empresarios, políticos del más alto vuelo y sus familias. Donde el objetivo era ocupar un espacio de los que dejaría Pemex.

Oliver Fernández obtuvo un cinco por ciento de las acciones de Oceanografía por las que pagó un millón 200 mil dólares. “De cada uno de los accionistas que participan en Oceanografía –los hermanos Yáñez Osuna, Martín Díaz Álvarez, los hermanos Óscar y Javier Rodríguez Borgio, Oliver Fernández Mena y Alberto Duarte Martínez– surgen hebras que los entrelazan financieramente con personajes tan conocidos como Pedro Aspe, secretario de Hacienda en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, o Ernesto Zedillo Velasco, hijo del hombre que gobernó México entre 1994 y 2000”, informo Proceso. Todos ellos interesados en ocupar el privilegiado lugar que Oceanografía dejará en Pemex.

La imagen que se creó derivado de los escándalos anteriores, provocó que luego de adquirir una residencia en el Club de Golf Santa Fe, la mala reputación, trascendió, hizo que se le negara la acción para el Club. Lo que significó no poder ingresar a ese espacio. Y solamente lo hizo, cuando sus amigos lo ayudaban a ingresar por la puerta de atrás.

Para 2017, habiendo sido uno de los testigos en la boda del priista Alfredo del Mazo, junto a Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray, Enrique Jacob, Gerardo Ruiz Esparza, Daniel Madariaga, Rodrigo Ortega y los hermanos del novio, Adrián y Alejandro del Mazo. Se involucró en obtener fondos para la campaña del que fuera candidato a la gubernatura por el Estado de México.

Aunque su presencia en la campaña, tuvo expresiones de preocupación por estar ligado con la maestra Elba Esther Gordillo y su reputación de desfalco a los trabajadores. 

Y es que, de acuerdo al periodista Carlos Loret de Mola, durante el escándalo de Oceanografía, fuentes de primer nivel confiaron que otra indagatoria que encabezó Inteligencia Financiera de Hacienda contra la ex dirigente sindical Elba Esther Gordillo, señaló a Oliver Fernández Mena como el financiero de confianza de la “Maestra”.

Sin embargo, después de la campaña aún se mantiene como uno de los elegidos en la lista de los posibles operadores de Del Mazo, de llegar a la gubernatura.

You might also like More from author

Comments

Loading...