CoyunturaPolítica

Pese a 10 órdenes de aprehensión en su contra, PRI mantiene congelada solicitud de expulsión contra César Duarte presentada hace 18 meses

Aunque el ex Gobernador César Duarte, tiene 10 órdenes de aprehensión en su contra y tres solicitudes de extradición enviadas al Gobierno de Estados Unidos, el PRI mantiene congelada la solicitud de su expulsión, presentada desde hace 18 meses.

César Duarte, quien estaría en territorio estadounidense, aparece en la lista de afiliación del PRI, registrado como militante del distrito 9 y del municipio de Hidalgo de Parral, de donde es originario.

Desde el 21 de julio del 2016, el tricolor tiene en sus manos una solicitud de cancelación de derechos del ex Gobernador, quien fue acusado de “utilizar recursos públicos para la compra de un banco y, recientemente, de triangular fondos federales para financiar las campañas electorales del Revolucionario Institucional”.

Hasta el momento, las indagatorias de este caso han sido las únicas que han logrado vincular, de manera directa, los desvíos y casos de corrupción de ex mandatarios priistas tanto con el Gobierno federal como con el PRI.

Armando Barajas, el consejero político del PRI que pidió la expulsión de Duarte ante la Comisión Nacional de Justicia Partidaria, incluyó en el expediente las 17 denuncias que entonces había interpuesto la Auditoría Superior de la Federación (ASF) por presuntas irregularidades cometidas en su Administración.

Como pruebas, el consejero priista presentó el informe del órgano fiscalizador y las denuncias que fueron interpuestas ante la Procuraduría General de la República (PGR).

“Pareciera que en el caso de César Duarte hay preferencias. La Comisión de Justicia no está haciendo su trabajo, pero, como partido, no podemos caer en el cinismo”, sentenció ayer el priista.