Peso mexicano refrenda su posición como la moneda con mayor depreciación del mundo; “panorama pinta muy complicado para 2018”: Analistas

El Banco de México (Banxico) lanzó su programa de coberturas cambiarias por 500 millones de dólares para reforzar la moneda nacional en el mercado cambiario, pero el efecto solo fue momentáneo y según los analistas, “el panorama pinta muy complicado para el 2018”.

Sobre todo por las condiciones que prevalecen actualmente en materia económica, con la incertidumbre que se ha generado con los pocos avances en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la implementación de la reforma fiscal en Estados Unidos y a nivel local, las elecciones presidenciales del próximo años.

Así, el gobernador del Banxico, Alejandro Díaz de León, reconoció que “el entorno externo e interno es adverso”, pero confía en que México resistirá debido a que “la fortaleza macroeconómica del país es muy destacable”.

Sin embargo, a pesar de este optimismo oficial, El Financiero aseguró que “con la depreciación de este jueves, el peso mexicano refrendó su posición como la moneda con mayor depreciación frente al dólar del mundo durante diciembre”.

“El peso mostraría un alto grado de volatilidad e inclusive superaría el precio de los 20 pesos, sobre todo en los primeros seis meses del siguiente año”, según las proyecciones de Juan Carlos Alderete Macal, subdirector de estrategia de tipo de cambio de Banorte-Ixe.

Pero el panorama también dependerá de los avances que se puedan alcanzar en las negociaciones del TLCAN, “ya que este es un factor que ha mermado la fortaleza del peso en el mercado cambiario durante todo este año”, se mencionó.

Gabriela Siller Pagaza, directora de análisis económico y bursátil de Banco Base, asegura que “el primer semestre del año será particularmente complicado, ya que el peso podría presentar fuertes movimientos volátiles, debido a la inquietud sobre la firma del TLCAN, con la perspectiva de alcanzar un precio de 20.50 pesos”.

Sin embargo, tal como sucede con los pronósticos de la inflación que esperan que para finales del 2018 se acerque un poco al 3 por ciento deseado, así pasa con el peso, ya que los especialistas aseguran que “para el tercer trimestre y con las condiciones adecuadas con un TLCAN renovado y unas elecciones que den como ganador un modelo que garantice la continuidad, podría bajar hasta 18.50 por dólar, recuperando un poco de todo lo perdido durante este año”.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...