DestacadoRevoluciones

Policías de Aureoles intentan desalojar a maestros que exigían pago de bonos, pero comuneros llegan a apoyarlos y uniformados huyen del lugar

Esta madrugada, cerca de 300 policías estatales del gobierno de Silvano Aureoles, en Michoacán, intentaron desalojar a los docentes de la comunidad de Caltzontzin, en Uruapan que exigen el pago de 13 bonos que les adeudan.

No obstante, tras unas horas, un grupo de comuneros en apoyo a los maestros ayudaron a ahuyentar con piedras y palos a los elementos de  policía que resguardaban las vías férreas, que al ser superados en número huyeron del lugar.

Fue el lunes, que los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE)  bloquearon las vías del tren en distintos municipios de Michoacán.

Al respecto, Carlos Gómez Arrieta, subsecretario de Seguridad Pública, dio a conocer que durante los operativos de desalojo han detenido a 17 personas.

“Nosotros mantenemos total respeto a los derechos de los ciudadanos a manifestarse, pero, como en otras ocasiones, les pedimos no afectar los derechos de terceros a movilizarse, a llegar a su centro de trabajo y de quienes mueven la economía de Michoacán, de las empresas de los distintos sectores que hacen el traslado de su mercancía”, declaró.