Presos políticos: ¡Libertad!

0

Por:  Angie López Michelena

@anjunkie3_0

Judith expresó que se siente incompleta, pues mientras Rita Emilia Neri Moctezuma siga presa, ella siente que una parte de su corazón sigue en el reclusorio. Judith sigue sin comprender por qué estuvo ahí, ya que ella sólo estaba ejerciendo su legítimo derecho de documentar una protesta social. Judith manifestó su contrariedad al haber sido encerrada por defender una causa que es reflejo de su amor hacia su país, a gente que no conoce pero que sabe que viven en una situación muy complicada y por pretender que las cosas mejoren en México.

Judith no cometió ningún delito y comentó que, a pesar de que no conocía a ninguna de las que fueron encarceladas con ella, ahora son sus hermanas. Indicó que lo que le sucedió, hace que sienta miedo, pues pareciera que tener un tatuaje, perforaciones y no estar de acuerdo con alguna política pública y ser artista, son motivos suficientes para mandar a alguien a la prisión.

La joven manifestó que no puede alejarse de su compromiso social y que seguirá con su lucha. “Lo mínimo que puedo hacer es denunciar esta atrocidad”, aseveró.

Por su parte, Luis Francisco narró que él iba patinando para encontrarse con una amiga por el centro y al darse cuenta del conflicto, trató de tomar otra ruta, pero de pronto se vio en medio del conflicto, donde se arrojaban piedras, había gritos y gran confusión. Usó su teléfono para grabar lo que sucedía y además como un escudo para su cabeza. Por grabar la desesperación de las señoras que defendían a los detenidos con uso excesivo de violencia, lo detuvieron.

Javier Lara Flores grabó cómo lo detenían y por ese motivo lo detuvieron también. La autoridad parecía determinada a no permitir evidencias de las arbitrariedades que cometieron.

Tanto en el traslado al reclusorio, como ya en el lugar, los detenidos tuvieron frío, miedo y desesperación. Fueron víctimas de agresiones físicas y psicológicas por parte de los policías. Entre ellos se daban ánimos, pero él llegó a considerar incluso la posibilidad de terminar con su vida.

Sánchez destacó que también hay policías buenos que los trataban bien y les decían que si eran inocentes saldrían. Al igual que Judith, expresó que mientras sus compañeros sigan presos, Luis no será libre. El joven manifestó que hay gente adentro que merece una oportunidad de que se pruebe su inocencia y no se les está dando.

La cantante Amandititita expresó su agradecimiento a los medios y a las personas que en las redes sociales estuvieron haciendo presión para la liberación de los presos políticos. Contó lo triste que fue para ella saber que su hermano estaba preso y no tenía quien lo defendiera. Sin embargo, a pesar de la alegría que siente de que su amiga y hermano estén libres, se manifestó preocupada por los que siguen presos. “Las armas más poderosas con las que contamos son las palabras”, por lo que dijo seguiría haciendo lo que pudiera por ayudar.

Se agradeció también a la Liga de Abogados 1 de diciembre, quienes sin cobrar, se entregaron de lleno a la tarea de defender a los acusados. La cantante señaló que es muy fácil culpar al Jefe de Gobierno, pero que también hay que responsabilizar a los policías que incurrieron en faltas.

Por su parte, el abogado Gabriel Regino comentó que se había logrado la liberación de tantos detenidos debido a la ausencia de pruebas sólidas en su contra. Las autoridades no pudieron individualizar la responsabilidad de los liberados. Los que se quedaron, fue porque contra ellos se levantaron imputaciones directas que aún habrán de ser probadas.

El abogado expresó que sus defendidos lucharán por una indemnización por la vía civil y que levantarán una denuncia en la Procuraduría contra todos aquellos que resulten responsables de la arbitrariedad. Para ello pidió que se revise el manual de operaciones de las movilizaciones de ese día. El Ministerio Público, en caso de hacer una investigación seria, está facultado para solicitarlo y así, determinar la cadena de responsabilidades. Por otro lado, se espera también una disculpa pública por las acusaciones que se hicieron sin ser verificadas, las cuales tendrían que ser en las mismas condiciones en las que se dio la difusión, comentó Regino.

Los ahí reunidos coincidieron en que lo sucedido es una forma en la que el Estado pretende callar a los jóvenes y desalentar la protesta social. Sin embargo, recordaron los acontecimientos de mayo en la Universidad Iberoamericana, para recalcar que cuando los medios buscaron ocultar lo que sucedió realmente, los jóvenes arreciaron en su lucha. Llamaron a todos consignados que ya fueron liberados a denunciar, para frenar el abuso por parte del gobierno y seguir hacia la conformación de un país más libre y justo.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...