2018PolíticaRelevante

 Pretenden convertir a la educación, en una moneda de cambio política o en un presa del clientelismo electoral: AMLO

El candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, demandó voto parejo y dijo a sus seguidores desde el jardín principal de San Miguel de Allende, Guanajuato, que las votaciones del 1o de julio del 2018 “no son elecciones normales, no es cualquier elección”, el resultado en las urnas va a transformar a México, señaló de acuerdo con MVS.

Además, dijo que, que tan pronto triunfe el movimiento que encabeza se va a cancelar la mal llamada reforma educativa. Sobre ello, señaló “se me vinieron todos encima” luego de que Juan Pablo Castañón Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, repudiara que “se pretenda convertir a la educación y el futuro de nuestros niños en una moneda de cambio política o en un presa del clientelismo electoral”, y que el propio Enrique Peña Nieto saliera en defensa de la reforma educativa.

“Esto que llaman reforma educativa no tiene nada que ver con mejorar la calidad de la enseñanza; la impusieron para someter a los maestros, pero eso se va a acabar”.

Asimismo, aseguró que la actual administración federal pagó “una campaña que costó 8 mil millones de pesos para hacer creer que era buena la reforma educativa, y que si no se avanzaba era por los maestros. ¿Cómo se va a llevar a cabo una reforma educativa sin los maestros?”, cuestionó.

“Va a haber justicia laboral”, precisó López Obrador, tras expresar: “no me genera ningún problema de conciencia”, que le llamen “populista” por este tipo de propuestas.

En tierras guanajuatenses mandó decir al ex presidente Vicente Fox  que “le haga como quiera” porque de triunfar en las urnas “ya no le vamos a dar su pensión”, señaló la misma publicación.