Derechos HumanosPrincipales

Priistas golpean brutalmente a autoridad comunal; “donde hay defensores del territorio dispuestos a luchar siempre habrá priistas violando sus DH”: Activista

(13 de enero, 2018. Revolución TRESPUNTOCERO).- El domingo 7 de enero un grupo de personas agredieron violentamente a un integrante del órgano comunal de la comunidad indígena de Huitzizilapan en Lerma, Estado de México; su esposa y su hija también fueron atacadas físicamente. Los agresores dijeron ser personas cercanas al presidente municipal -de extracción priista-por lo que presumieron que gozarán de impunidad.

Aproximadamente a las 6 de la tarde el señor José Roldán se encontraba realizando actividades propias de su cargo como integrante del consejo de vigilancia del Comisariado de bienes comunales  en compañía de su familia.

“Él, su esposa y su hija estaban en su automóvil detenido, cuando una camioneta se estacionó frente a ellos y de la cual descendió un grupo de personas que identificaron como sus vecinos y vecinas de apellido Maya, quienes comenzaron a golpear a José Roldán.

Su hija baja del automóvil para defenderlo y también es agredida y golpeada en la frente con la hebilla de un cinturón, la esposa del señor al defender a su familia también fue golpeada entre varias personas”, informó el Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero.

Debido a que los agresores superaban en número a la familia Roldán Díaz no tuvieron oportunidad de defenderse, fue hasta que un familiar de los agredidos llegó al lugar y logró controlar la situación. Sin embargo, “los agresores de apellido Maya dijeron que su padre era compadre del presidente municipal así que cualquier acción que los agredidos pudieran ejercer quedaría sin efecto”.

A pesar de tal amenaza la familia del representante comunal interpuso una denuncia en el Ministerio Público de Lerma bajo la carpeta de investigación LER/TOL/LER054/004544/18/01. No obstante, temen sufrir futuras agresiones hacía su familia u otros integrantes del órganos comunal.

De acuerdo a los antecedentes, el pueblo de Huitzizilapan recuperó hace dos años, la representación del órgano comunal que por muchos años estuvo bajo el mando de personas afines a los presidentes municipales y al Partido Revolucionario Institucional (PRI). “Éstas administraciones realizaron malos manejos de los recursos económicos y bienes territoriales del pueblo”.

El proceso para la recuperación del Comisariado ejidal conllevó un trabajo organizativo largo y arduo para los defensores de los bosques y la autonomía de su pueblo, quienes se enfrentaron a hostigamientos, compra de votos e intentos de boicoteo a las asambleas comunales, han señalado.

El señor José Roldan y sus compañeros finalmente fueron elegidos por usos y costumbres como representantes del órgano comunal y desde entonces gente afín al PRI y a los excomisariados han tratado, por distintos medios, de deslegitimar el trabajo de Roldán y sus compañeros, denuncian.

“Además de los intentos de deslegitimar al Comisariado, otras personas cercanas a dicho órgano, han sufrido agresiones físicas y verbales frecuentes y cuyo nivel de violencia va en aumento. La misma familia Maya (que se dice cercana al presidente municipal) golpeó al señor Daniel Centeno, otro defensor del bosque.

Cabe destacar que la familia del señor José Roldán también ha participado de manera activa en el proceso de defensa del territorio, bosque y agua de Huitzizilapan y en el proceso de recuperación del órgano comunal”.

De acuerdo con la activista Sandra Valdez, las constantes agresiones a pueblos con autoridades elegidas por usos y costumbres son las más asediadas y atacadas por el priismo. “Son focos rojos para ellos, es decir que no van a ir con su partido, no van a votar por ellos pero sí exigirán respeto y alzarán la voz en el momento que tengan que hacerlo.

Como en cualquier región donde se crea un conjunto de activistas y defensores del territorio dispuestos a luchar por sus tierras, siempre habrá priistas violando sus derechos humanos e incluso atentando contra su vida. Estado de México es uno de los grandes ejemplos, donde el que no está con el PRI está contra éste y a partir de ahí inician las persecuciones que terminan en este tipo de hechos violentos, principalmente contra indígenas”, comenta a Revolución TRESPUNTOCERO.

Y es que señala que, el territorio de una población indígena siempre está colmado de riquezas naturales que generalmente no han sido explotadas y que de hacerlo los empresarios se volverían millonarios, “si es una región donde no hay priistas no habrá manipulación, entonces sí violencia porque es la única forma de doblegarlos y dar paso al desplazamiento forzado y despojarlos de sus propiedades, de lo contrario llega la violencia mortal, así es como el priismo ha desaparecido tanta población indígena”.

Añade que como consecuencia que el Partido Revolucionario Institucional (PRI), domine la entidad sin que nunca en su historia otro partido haya pisado la gubernatura ha traído consigo muerte de defensores del territorio. “Porque lo que sucedió hace unos días no es más que una advertencia del nivel de violencia con el que puede actuar un allegado al priismo y quedar en total impunidad.

Los 75 años que lleva el PRI en la entidad, son los mismos que han hostigando a población indígena a quienes han dejado en la profunda pobreza, abandono, violencia y represión, porque es solamente de esa manera que pueden mantenerlos ‘controlados’, siendo poblaciones de lucha difícilmente se dejarán comprar, es entonces donde por ejemplo el PRI pierde porque no puede llevar a cabo fraudes electorales y es que no olvidemos que el tricolor lucra con la pobreza y miseria de los de abajo, pero los indígenas que se lanzan a encabezar manifestaciones, luchas sociales no se venden, entonces el Estado los ejecuta”.

Valdez, considera que es por medio de organismos “verdaderamente autónomos que se puede conseguir la paz y la tranquilidad de ese pueblo. No puedes decirle a quienes te violentan que sean quienes te garanticen la vida, no podemos ser ingenuos porque significa pérdida de vidas.

Huitzizilapan está nuevamente experimentando su autonomía, por lo que es normal que el partido en el poder busque amedrentarlos y vuelvan a ser supeditados. Al no ser el caso buscan la forma de asustarlos, política violenta como antídoto al rechazo social. Ese es PRI en las comunidades donde nadie voltea a ver qué sucede. A los indígenas de Estado de México también los están violentando, se necesitan medidas cautelares”, puntualiza.