(26 de marzo, 2019. Revolución TRESPUNTOCERO).- La Güera Rodríguez formó parte del proceso de Independencia desde 1808 hasta 1821. En un primer momento promoviendo la autonomía de la Nueva España y después ella misma hace una conspiración contra el gobierno gachupín. También estuvo con Hidalgo y Allende, probablemente en Dolores.

La güera Rodríguez, también investigaba, espiaba e intrigaba en Palacio Real y después se unió a los ‘Guadalupes’ una organización secreta que ayudaba a los Insurgentes, fue ahí donde trabajó con personajes como Leona Vicario.

Las haciendas y ganancias que tenía la güera Rodríguez las destinó a la insurgencia al mismo tiempo desde la ciudad contribuía con dinero y con información como espía. Pese a que muchas veces estuvo en peligro de ser aprehendida siempre se salvó. Así continuó con tertulias literarias en su casa, donde asistió Iturbide y es ahí mismo en esas reuniones con se arma el plan de Iguala y se consuma la independencia, explica a Revolución TRESPUNTOCERO el autor de La Conspiradora (Planeta, 2019), Guillermo Barba.

Oculta en la oscuridad, una mujer recorre las calles de la capital para llegar a una reunión clandestina, posee un secreto que podría cambiar el destino de México: Napoleón ha invadido España y, al parecer, planea destronar al rey, versa en el libro La Conspiradora.

Ella sabe que tiene que actuar con inteligencia antes de que el rumor se esparza, de lo contrario, los españoles podrían tomar el control del reino, arruinando cualquier posibilidad de una independencia pacífica.

Este thriller histórico narra, como nunca antes, la vida de uno de los personajes más controvertidos y enigmáticos de la gesta insurgente, la Güera Rodríguez: amiga íntima de virreyes, benefactora de Hidalgo, Allende e Iturbide, y mujer liberal que vivió a contracorriente de las normas morales de su tiempo.

El autor descubre a una mujer atrapada entre dos mundos, el de la corte virreinal y el de los sueños libertarios, María Ignacia Rodríguez de Velasco se verá involucrada en peligrosos juegos de espías, conspiraciones políticas y traiciones amorosas que pondrán en riesgo no sólo su vida sino el porvenir de su patria.

Entretejiendo la biografía con la novela de suspenso político, en La conspiradora, Guillermo Barba ha abierto una ventana desconocida hacia una figura fundamental para la independencia de México.

“Hizo una gran cantidad de acciones en pro de la Independencia pero nada se conocía y solamente tenía la idea que había tenido muchos amantes. La Güera Rodríguez fue la consumación de su tiempo y en algún momento también fue adelantada a éste. Ella es del siglo de las luces, el siglo de la razón. Donde surgen los libertinos.

“Ella era una libertina ilustrada. De alguna manera podemos decir que fue precursora del feminismo. Y ejerció una labor muy importante y fundamental. Arriesgo tanto como los otros personajes históricos de la Independencia, incluso su vida y la de sus hijos”, comenta Barba.

Para Guillermo Barba, es posible que su labor más importante haya sido la culminación de la Independencia. “Al realizarla Iturbide la hizo posible de la forma más tranquila y con valores femeninos como la unión, la armonía, paz y lo hace el General más sanguinario, pienso que habían manos femeninas detrás de ello”. 

La Güera Rodríguez fue una mujer extremadamente popular en su tiempo y hasta nuestros días. “Belleza e inteligencia, eran sus principales características. La vida de este personaje es de novela. Es la historia romántica y política sobre una mujer valiente, ingeniosa muy inteligente que se esforzó hasta lo máximo para lograr su libertad y la de su patria”.


Compártelo con tus amigos

Emma Martínez

Periodista e investigadora social. Especialista en Política Internacional, Historia militar y del combate siglos XX y XXI. Líneas de investigación: Conflictos bélicos de Medio y Próximo Oriente, terrorismo, ejecuciones extrajudiciales, tortura y desaparición forzada por parte de Fuerzas Armadas Mexicanas.