(01 de abril, 2019. Revolución TRESPUNTOCERO).- “No se te va pagar nada. Esas son las órdenes que recibí. No se te pagará ni a ti ni a tu esposo. Hazle como quieras”, le dijo Roberto Hurtado, acompañante integral a Diana Fernández, quien está registrada como víctima directa e indirecta ante la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) y quien se comunicó para conocer por qué pese al compromiso de pago por parte de funcionarias de la Comisión las medidas de apoyo que por ley de corresponden, seguían sin ser depositadas. 

El pasado 15 de marzo, Diana Fernández acudió a una reunión en CEAV, en la que mantuvo un diálogo con Ana Pamela Romero Guerra, Directora General de la Asesoría Jurídica Federal, Claudia Anaya, Directora adjunta de la Asesoría Jurídica Federal y Karla Irene Carrillo Razura, Asesora Jurídica del caso de la víctima.   

Durante aproximadamente tres horas, Diana Fernández expuso una serie de irregularidades y delitos de los que ha sido objeto por parte de CEAV. Entre estos señaló la falsificación de su firma en recibos de pagos y el retraso de las medidas de apoyo que le corresponden a cada víctima con un número de registro (Renavi), las cuales deberían ser entregadas mensualmente.

“A mi esposo, quien se ha convertido en víctima indirecta por ser una persona cercana a mí y haber estado ya en riesgo le han retrasado seis meses y a mí tres. Hurtado con una actitud totalmente diferente al supuesto buen trato de aquel 15 de marzo, aseguró que a mi esposo ya le pagaron tres de los seis meses, pero yo tengo forma de comprobar que no es cierto. Los estados de cuenta lo pueden desmentir”, narró Diana a Revolución TRESPUNTOCERO. 

Diana Fernández, quien busca a su hermano Javier, desde 2008, padeció un secuestro señalando directamente a elementos de la Policía Federal en coordinación con CEAV, declaración que se encuentra en una demanda ante Seido. En la reunión del 15 de marzo encaró a las funcionarias, quienes no negaron los hechos y solo dijeron que “lamentablemente la CEAV ha tenido muchos vicios”. 

De acuerdo a un audio en poder de este medio, Pamela Romero aseguró: “Vamos a revisar todo el rezago que tengamos pendiente. Tanto en medidas de apoyo como en traslados, de Diana y su esposo. 

“Los meses de enero a marzo los firmaré yo para que le quedé claro al acompañante integral (Hurtado) y sepa de qué mes a qué mes se cuentan los seis retrasos. Y por favor que me pasen a mí el reembolso de las medidas. Y que el acompañante integral tramite el pago anticipado de los meses de abril a septiembre, por favor”. Comprometiéndose a que el pago sería de forma inmediata. Lo cual no pasó.  

En aquella reunión Pamela aseguró a Diana: “Siento mucha empatía por tu asunto. Me conmueve. De verdad te lo digo, las personas que están aquí sentadas conmigo son personas sensibles, humanas, se quedó un equipo muy bonito. Te lo digo con mucho orgullo. En ningún momento te estamos haciendo ningún favor. Es nuestra obligación, es nuestra responsabilidad, literalmente nos pagan por esto y la ley nos marca las obligaciones que tenemos y lo hacemos por vocación”. 

Tras varias llamadas telefónicas de parte de las funcionarias a Roberto Hurtado, este llegó casi para el final de la reunión. La instrucción que le dio Pamela Romero fue que todo lo que se refiriera a traslados de Diana, serían por conducto de él, tanto en el tema médico como el jurídico. “Será el único que los tramite”, añadió Pamela.

De inmediato Roberto Hurtado pidió algunos documentos a Diana, sacó algunas fotocopias y le pidió que escribiera a mano y en tinta azul la solicitud de medidas de apoyo retrasadas, el esposo de la víctima, ahí presente, también hizo lo mismo. 

Preciso es mencionar que mientras Diana Fernández redactaba el documento solicitado, le señaló a Hurtado que su esposo tenía meses  de pago retrasados, hecho que el acompañante integral no desmintió. 

Asimismo le reclamó a Roberto Hurtado, que siendo su acompañante integral desde hace un año, él dejó de responder a sus llamadas. En un audio se escucha a Hurtado responder: “esas eran las órdenes”.

Pese al compromiso de pago inmediato, esto no sucedió. La semana pasada, ante el retraso y la falta de comunicación por parte de los funcionarios de la CEAV que le dan seguimiento al caso de Diana, ella decidió avisar que emprendería una caminata (en solitario) y en huelga de hambre desde Tampico, Tamaulipas hasta la Ciudad de México.

Vía correo electrónico Pamela Romero le escribió:

Estimada Diana:

En estos momentos se comunica contigo el Lic. Marcos López, director del área que tiene a su cargo la coordinación de la AJF, para que podamos atender este asunto de inmediato.

Estoy al pendiente de que te brinden la atención.

López se comunicó con Diana y le pidió que le explicara “cuál era la problemática”. A lo que Diana le afirmó que él conocía el caso y volvió a repetir el motivo por el cual emprendería la caminata. Él se comprometió a comunicarse con ella, pero en cambio solo le envió un correo electrónico. Donde aceptó los retrasos y envió los acuses de recibo (en poder de este medio). Finalmente aseguró: “El recurso le caerá en los próximos días”.

Estimada c. Diana Minerva, 

Con el gusto de saludarle y en seguimiento a nuestra conversación telefónica sostenida el día de ayer, le comento que estamos trabajando en los compromisos adoptados, le hago llegar los acuses de recibo de los dictamines de procedencia de las medidas de alojamiento y alimentación de usted y de su esposo que se tenían atrasados, por lo que el recurso le caerá en los próximos días.

Por otro lado, le comento que me están recabando información sobre los demás temas, pero en cuanto la tenga se la hago llegar, para ir construyendo rutas de solución. Pero como ve, estamos trabajando en los pendientes que tenemos con usted. 

Agradezco sus atenciones y sobre todo su paciencia.

Cualquier cosa sigo a sus órdenes

“Conociendo que CEAV miente, refrendé mi decisión de hacer una caminata si no llegaba el dinero en los siguientes dos días. Después de esto se comunicó conmigo Jorge Roa Garcia, evaluador del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, al cual también pertenezco por ser defensora de DH”.

Roa García le pidió que no realizara la caminata y se comprometió a enviarle un boleto de avión para viajar a la Ciudad de México y así pudiera asistir a la junta de gobierno. Una reunión que había sido cancelada por Segob y pospuesta “hasta nuevo aviso”. 

“Era muy extraño que yo aviso de mi caminata y de un día para otro me avisa Jorge Roa que siempre sí se llevará a cabo una reunión cancelada desde hacía semanas atrás. Él me dijo que llevara documentos sobre mi caso porque yo debería exponerlo, ante representantes de CNDH, Policía Federal, FGR, Segob, pero también ante la CEAV. Por lo que tenía lógica su aviso de que la junta tardaría aproximadamente tres horas.

“De inmediato comencé a buscar documentos del caso. Pese a que estoy enferma de la columna y con riesgo a quedar parapléjica (hecho que conoce la CEAV y me ha negado la atención médica) puse sobre mis hombros una mochila con papeles que llegó a pesar poco más de siete kilos. Horas antes de mi viaje, extrañamente, Roberto Hurtado me llamó y me pidió que ‘mantuviera la cabeza fría’ a la hora de exponer el tema de CEAV en la junta de gobierno. Que yo debería recordar que ‘sí me habían ayudado’. Hice caso omiso, yo estaba dispuesta a denunciar la problemática”, comentó Diana. 

El viernes 29 de marzo pasado, Diana llegó a las 9 de la mañana al Aeropuerto de la Ciudad de México procedente de Tampico. A las 11:20 de la mañana estaba arribando a las instalaciones de la Secretaría de Gobernación, donde participaría en una junta de gobierno. 

Diana esperó por más de seis horas su turno. Finalmente, pasadas las 5:30 de la tarde entró a una sala donde habían poco más de seis personas, de ellos ninguno era representante de la ONU y tampoco de CEAV. 

La reunión duró poco menos de 20 minutos. Se limitaron a leer un resumen de su caso. Ella intervino en un par de ocasiones donde reiteró que “elementos de la Policía Federal en contubernio con CEAV” habrían participado en su secuestro. 

El representante del Mecanismo aseguró que su caso “era realmente fuerte”. Y ella volvió a señalar que sabía que colocarían medidas de protección en su casa, pero qué pasaría si ella salía. Ya que lo que también busca es incorporarse a la sociedad. Lo cual no ha podido hacerlo porque las amenazas continúan e incluso hace un par de semanas recibió dos. 

Ante esta explicación no hubo compromiso alguno y se limitaron a leer en qué consistían las medidas de seguridad de su casa. Le dieron las gracias por su asistencia y dieron por finalizada la reunión. 

Diana salió a la explanada de Segob, cansada y confundida le llamó a Jorge Roa, le dijo que se sentía burlada. “Tanto esperar y no se habló de mi caso, me dijiste que trajera mis documentos, que habría gente de CEAV y eso no fue así”. Él le respondió: “Es que CEAV no tiene nada qué ver con Segob”, aunque en otras mesas de otros casos se observó a gente de CEAV presente. 

Llorando Diana le dijo que se quedaría en huelga de hambre, “a ver si así la CEAV me escucha”, Jorge Roa le respondió: “Ok, como quieras”. Una respuesta común, ya que en su momento cuando Diana comentó de su caminata a su asesora jurídica de CEAV, Karla Carrillo, ella le respondió: “Ok,  es su decisión. saludos y gracias, buenas noches”.

Minutos después, llamó a Roberto Hurtado, quien contrario a todo lo prometido, le aseguró: “No se te va pagar nada. Esas son las órdenes que recibí. No se te pagará ni a ti ni a tu esposo. Hazle como quieras”.

Diana Fernández ha tomado la decisión de emprender la caminata que pospuso. Saldrá de Tampico rumbo a la Ciudad de México este martes 2 de abril a las siete de la mañana. Por lo que ha solicitado al Subsecretario de DH, Población y Migración en Segob, Alejandro Encinas sobre su manifestación, solicitando medidas de protección en su recorrido.

Diana Fernández sufrió la desaparición de su hermano Javier durante el sexenio de Felipe Calderón, fue víctima de secuestro durante el mandato de Enrique Peña Nieto. “Pensé que con el cambio de gobierno y la llamada ‘Cuarta Transformación’ esto no podría volver a sucederme ¿Con López Obrador cuántas vejaciones, humillaciones, violaciones a mis derechos tendré que padecer?”, cuestiona la víctima. 


Compártelo con tus amigos

Emma Martínez

Periodista e investigadora social. Especialista en Política Internacional, Historia militar y del combate siglos XX y XXI. Líneas de investigación: Conflictos bélicos de Medio y Próximo Oriente, terrorismo, ejecuciones extrajudiciales, tortura y desaparición forzada por parte de Fuerzas Armadas Mexicanas.