(27 de abril, 2019. Revolución TRESPUNTOCERO).- Casi instantáneamente una lluvia de balazos cegaron la vida de Armando. Su cuerpo quedó encima de una retroexcavadora. Un grupo armado le disparó por la espalda en medio de los gritos de horror de su hermana y dos primos que lo acompañaban. Ellos también fueron heridos con armas tipo ametralladora, recuerda Maribel. “Todos los disparos fueron por la espalda, a traición”, aseguró. 

Los cuatro primos (dos mujeres y dos hombres) se dirigían a sus hogares en Buena Vista, Hidalgo, municipio anclado en región tamaulipeca. Habían salido en busca de una retroexcavadora que pidieron prestada para usarla en una huerta de naranjas. Pocos metros antes de llegar a su destino una camioneta los interceptó y sin mediar palabra comenzó a dispararles.

“Aquel 5 de octubre de 2018, a los cuatro nos tocó balazos. Eran armas largas tipo ametralladora que aventaban muchas balas. Mi primo Armando venía manejando la excavadora y fue al primero que le dispararon. Lo mataron. Se siguieron con nosotros, su plan era matarnos a todos. A mí me tocaron las balas en la pierna.

“Mi hermano también estaba muy mal y ya no podía caminar. Comenzaba a perder mucha sangre; los balazos le tocaron en rodillas y en el abdomen. Yo me quedé con él, ambos destilábamos mucha sangre. Después llegó la policía estatal y la ambulancia de la presidencia nos trasladó al hospital de Hidalgo”, narró a Revolución TRESPUNTOCERO Maribel.

A su llegada al nosocomio, a Maribel y a su hermano les negaron la atención médica. “Tenían órdenes del grupo armado para que no nos atendieran y como les tienen miedo, se nos negó la ayuda”. Por lo que la joven pidió un alta voluntaria y llevó a su hermano a un hospital de Ciudad Victoria. 

En tanto, pasaron varias horas para que las autoridades correspondientes llegaran hasta el lugar donde yacía el cuerpo de Armando. El forense de Ciudad Victoria se encargó de trasladarlo y tiempo después fue entregado a sus familiares. Los deudos interpusieron una denuncia en el Ministerio Público de Hidalgo.

“Todo lo que corresponde a las autoridades de Hidalgo está coludido con este grupo armado por eso no se investigó ni se avanzó en nada del homicidio”, señaló Maribel. A quien la Procuraduría de Justicia de Ciudad Victoria le tomó una declaración y se le aseguró que ya había órdenes de aprehensión para los presuntos responsables, pero hasta el momento el caso sigue impune e incluso se desconoce el número de carpeta de investigación.

El grupo armado que atacó a Maribel y a sus familiares es conocido como la Columna Armada General Pedro José Méndez, quienes se identifican como un grupo de autodefensa, sin embargo la población ha interpuesto diversas denuncias ante autoridades estatales y la Fiscalía aseverando que sus integrantes se han dedicado a delinquir, extorsionar, asesinar y a torturar a la población de forma cotidiana, pero ninguna investigación ha procedido.

De acuerdo a testimonios de la población, la Columna Armada tiene entre sus filas a quienes trabajaron para el Cartel del Golfo y Cártel Jalisco Nueva Generación, muchos directamente señalados ante la justicia. 

A Óscar le amputaron la pierna por los disparos recibidos 

Dentro de los casos de violencia en contra de la población, documentados por este medio, se encuentra el de Óscar y Elizabeth, una pareja de la tercera edad que fueron levantados por miembros de la Columna Armada. 

De acuerdo a las denuncias hechas por la misma población de Buena Vista, ambos se encontraban a unos metros de la entrada del ejido cuando fueron interceptados por un grupo de hombres armados.

En vía pública y a plena luz del día la pareja fue torturada física y psicológicamente. Después de algunas horas, la señora regresó a la entrada del ejido acompañada de agentes de la policía del estado a bordo de la patrulla 1252 al mando del comandante Guadalupe Pineda, sin que se diera explicación alguna de los hechos.

“Después de ser golpeados la dejaron cerca del domicilio pero el esposo de la señora fue abandonado en otro lugar y visiblemente torturado, al grado de quedar lisiado (por los disparos recibidos tuvieron que amputarle una pierna)”, dio a conocer el defensor de Derechos Humanos Néstor Troncoso.

A Óscar le colocaron tres balas en el cuerpo, dos de estas en una pierna y otra en la columna. Lo que provocó que le amputaran una pierna. Aunque se realizaron las denuncias correspondientes, las autoridades no han actuado. “Incluso el grupo sigue amenazando a la población de día y de noche. También realizan reuniones con el fin de poner un fin a las denuncias que se hacen ante las autoridades y las públicas”, señaló el activista.

Las familias también denunciaron a Revolución TRESPUNTOCERO que por la violencia reflejada en disparos constantes, sus hijos han dejado de ir a la escuela e incluso los han tenido que trasladar a otros puntos del estado para que puedan continuar sus estudios básicos. 

“Tenemos miedo que les disparen a ellos y a nosotros cuando vayamos a dejarlos a la escuela o a recogerlos, también podrían secuestrar a los niños y pedirnos algún rescate. Por eso muchas familias que han podido se han ido. Por ahora en Buena Vista quedan 90 familias ya que muchas huyeron pero otros no podemos hacerlo”, comentó Maribel.

En últimas semanas se han reportado disparos constantes por parte de más de un centenar de miembros de la Columna Armada y quema de casas en el ejido La Escondida (cercano a Buena Vista). De acuerdo con Troncoso, la situación es grave porque la población se encuentra sitiada por el crimen organizado. 

“También se han infiltrado en los órganos de gobierno. La Columna Armada surgió el 2009 como un grupo de autodefensa y al principio cumplió su función en Hidalgo y el norte de Ciudad Victoria rumbo a San Fernando, Tamaulipas. 

“Pero con el tiempo se convirtió en un cártel. Comenzó a cobrar derecho de piso, los miembros de la Columna amenazaron a las familias y les quitaron las cosechas de naranja incluso las propiedades y dejaron de permitir el paso a cualquier autoridad a esa región”, comentó a Revolución TRESPUNTOCERO, Néstor Troncoso.

El defensor de Derechos Humanos, quien ya ha presentado una denuncia por el caso ante la Secretaría de Gobernación, señala que en años recientes la Columna Armada permitió la entrada de policías locales quienes han sido seleccionados por ellos. “Y por lo mismo estaban bajo las órdenes de este grupo”.

“Gente que sale del ejido, gente que asesinan”

La nombrada Columna Armada ha arrebatado y saqueado otras poblaciones, señala, pero en Buena Vista los habitantes se han negado a entregar sus propiedades y tampoco han pagado el derecho de piso. “Es por ello que los tienen sitiados desde octubre pasado”.

Troncoso mencionó que en octubre de 2018 se perpetró el primer acto violento. “Sin permiso y sin decir absolutamente nada llegó la policía con maquinaria para abrir una brecha, pero la población se opuso ya que explicaron que anteriormente era usada como ruta de escape de Los Zetas y por ello la habían bloqueado”.

Desde aquella fecha la violencia se intensificó al grado de impedir la salida de los pobladores del ejido. “Gente que sale del ejido, gente que asesinan. Aunque parezca increíble así es como opera este grupo”. El 5 de abril pasado, recuerda Troncoso, un hombre salió a ordeñar una vaca para llevar la leche a la comunidad y fue asesinado. 

“Le dispararon a traición”, dijo. “No se murió de inmediato pero no le permitieron el acceso al hospital. El grupo bloqueó la calle por donde lo trasladarían y el hombre falleció”. 

Niños, mujeres, ancianos son los que mayormente padecen la situación, así como personas que padecen diabetes e hipertensión a quienes no les permiten comprar agua purificada, alimentos o medicamentos. Para hacerlo, señala Troncoso, tienen que escapar y correr el riesgo de no volver. 

Los disparos son directamente hacia el ejido. Una bala perdida podría matar a cualquiera. “Por eso los niños viven con un trauma permanente. No duermen por miedo y cuando intentan comer salen corriendo al escuchar cualquier ruido”. 

A esto se suma que les dispararon a los transformadores y por ello se han quedado sin luz. “Las autoridades no hacen nada porque están al servicio de la Columna. Un ejemplo de esto es la pareja a la que torturaron. Les vendaron los ojos y les dieron golpes además de recibir disparos. Después inexplicablemente la policía regresa a la señora al ejido y al señor lo abandonan en otro lugar lejano”.

De acuerdo con Troncoso, de octubre a la fecha se han perpetrado cuatro homicidios contra personas que han intentado salir del ejido y les han disparado, a esto se suma el caso de la pareja que sufrió tortura. “Algunos han corrido con suerte y han sacado a los niños que ahora están desplazados en otros puntos de Victoria, Reynosa y Monterrey”.

“No saques nada, tienes una hora para irte y si vuelves te meto plomo en la cabeza”

El desplazamiento forzado también ha sido provocado cuando miembros de la Columna Armada invaden las propiedades de las familias y bajo amenaza de muerte tienen que salir de sus hogares solamente con lo que tienen puesto en ese momento. Uno de estos casos fue el de Erasmo, quien junto a quince familiares fue desalojado de su propiedad. 

“Te sacan de la propiedad sin motivo alguno y comienzan a ocuparla ellos. Pero también te pueden correr violentamente si tienes una huerta de naranja”, comento Erasmo a Revolución TRESPUNTOCERO. 

“No saques nada y tienes una hora para irte”, le dijeron a él a su familia. “Tanto a la familia de mi esposa como a la nuestra nos sacaron de nuestra casa. No es una casa de lujo pero las ocupan los miembros de este grupo”, comentó.

El domicilio de Erasmo fue saqueado en su totalidad después de amenazarlos para que salieran de éste. “Uno de los del grupo armado me dijo: ‘Si vuelves te meto plomo en la cabeza’. Yo le dije que no lo haríamos. Si tú me dices que no vuelva no lo voy hacer”, le prometió Erasmo. 

Una de las preocupaciones de Erasmo es su hermana, su sobrino y su cuñado quienes viven en zonas cercanas a la violencia y corren el riesgo de ser desalojados también y perderlo todo como él y su familia. “Por la forma en que te obligan a abandonar tu casa nadie se atrevería a reclamar algo”.

Erasmo cuestionó la decisión del Presidente Andrés Manuel López Obrador de mantener la protección de Vicente Fox y Felipe Calderón. “A ellos sí les envió de inmediato la seguridad y aquí que hay niños, mujeres y gente de la tercera edad padeciendo violencia extrema y la muerte y siguen desamparados”.

Además denunció que derivado de la presunta colusión entre autoridades y grupo armado las quejas que se interponen no proceden. Puntualizó que al menos él salió con vida, “pero pobres aquellos a quienes mataron por intentar escapar”. 

Las denuncias interpuestas ante Gobernación y la Fiscalía no han sido atendidas 

El defensor de Derechos Humanos ha denunciado que los apoyos como becas o pensiones para adultos mayores no son entregados a sus destinatarios y es el Ayuntamiento respaldado por el grupo armado quienes se quedan con dichos beneficios. 

“La denuncia ya la hice ante la Procuraduría y a Seguridad Pública pero nunca hacen caso y a los pobladores tampoco los han atendido. En la Ciudad de México interpuse denuncia en la Fiscalía General de la República, también en Gobernación. Enteré de los hechos por medio de documentos al Subsecretario de Derechos Humanos y Población, Alejandro Encinas y a la titular de Segob, Olga Sánchez Cordero, pero la respuesta es nula”, indicó Troncoso.

Ante la desesperación han recurrido a diversas instancias, esperando que volteen a ver a una población que está siendo asesinada. Troncoso señaló que por medio de un documento se le pidió atender el caso al Diputado Federal por Tamaulipas, Erasmo González Robledo (Morena) pero no obtuvieron respuesta.


Compártelo con tus amigos

Emma Martínez

Periodista e investigadora social. Especialista en Política Internacional, Historia militar y del combate siglos XX y XXI. Líneas de investigación: Conflictos bélicos de Medio y Próximo Oriente, terrorismo, ejecuciones extrajudiciales, tortura y desaparición forzada por parte de Fuerzas Armadas Mexicanas.