(26 de mayo, 2019. Revolución TRESPUNTOCERO).- El viernes 25 de mayo, una niña de cinco años fue asesinada por elementos del ejército en Nuevo Laredo. La bala penetró su espalda aproximadamente a las 18:30 horas y una hora más tarde falleció en el hospital México Americano. 

Pese a que el Presidente Andrés Manuel López Obrador, aseguró que no daría la orden a las Fuerzas Armadas y a ninguna corporación policiaca para reprimir al pueblo de México, elementos del Ejército siguen utilizando el mismo mecanismo de violencia, practicado por los gobierno de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón.

De acuerdo a la información proporcionada por el Centro de Derechos Humanos de Nuevo Laredo a Revolución TRESPUNTOCERO, elementos del ejército mexicano habrían provocado la muerte de la niña durante una persecución contra civiles. 

Los hechos se registraron por la tarde de ese viernes al poniente de Nuevo Laredo. La menor fue identificada como Hefzi Ba Cruz Olivares, a quien una bala penetró su espalda mientras viajaba a bordo de un vehículo acompañada de su padre Samuel Cruz Moncada, su madre Ema Olivares Cruz y su pequeña hermana Amy Darlen.

El Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo, informó que de acuerdo con la información obtenida, alrededor de las 18:30 horas, la familia Cruz Olivares transitaba en su automóvil (tipo Honda modelo 94) en dirección de norte a sur por la carretera Piedras Negras-Monterrey, cuando quedaron frente al grupo de militares que perseguían en camionetas del ejército y hacían los disparos.

“El señor Samuel Cruz intentó proteger a su familia de los disparos realizados por los militares hacia los civiles, pero su hija resultó gravemente herida, siendo trasladada de inmediato al hospital México americano donde fue reportada sin vida a las 19:30 horas”, se dio a conocer.

El cinco de mayo en Piedras Negras, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, agradeció la lealtad del ejército y aseguró, durante un discurso que, “nunca el Ejército ha desobedecido a la autoridad civil, es un Ejército profesional”, también a asegurado que “el Ejército va a ayudarnos mucho y va a ser decisivo para serenar al país. Para que haya paz y tranquilidad en México”, sin embargo, las ejecuciones extrajudiciales se siguen practicando durante este nuevo sexenio, pese a que otra es la estrategia. 

En ese mismo episodio violento, el ejército también le disparó a Esthela Chaires Iracheta, de 47 años. Los hechos tuvieron lugar frente a la colonia Nueva Era. De acuerdo a los primeros datos, la víctima se encuentra internada en el Hospital del IMSS y su estado de salud se reportó como “delicado”, tras recibir disparos en el abdomen, de acuerdo con lo dado a conocer por los médicos que la atienden.

De acuerdo con el parte médico, en poder de esta reportera, “se realizó una cirugía urgente a la paciente, que presentaba una herida por proyectil de arma de fuego, en abdomen con orificio de entrada en hipocondrio derecho, a la altura del hígado sin orificio de salida”. 

Por ahora solamente se espera que los resultados sean positivos. De acuerdo con sus familiares, la víctima se trasladaba en compañía de su esposo y otros integrantes de un templo evangélico, a bordo de un vehículo, cuando quedaron en medio de la persecución, recibiendo la lluvia de balas, pese a no ser el vehículo perseguido.

 


Compártelo con tus amigos

Emma Martínez

Periodista e investigadora social. Especialista en Política Internacional, Historia militar y del combate siglos XX y XXI. Líneas de investigación: Conflictos bélicos de Medio y Próximo Oriente, terrorismo, ejecuciones extrajudiciales, tortura y desaparición forzada por parte de Fuerzas Armadas Mexicanas.