(23 de octubre, 2019. Revolución TRESPUNTOCERO).- En respuesta al anuncio del ministro ugandés de Ética e Integridad, Simon Lokodo, de que el gobierno tiene previsto introducir la pena de muerte para los actos sexuales con consentimiento entre personas del mismo sexo, la directora de Amnistía Internacional para África Oriental, el Cuerno de África y los Grandes Lagos, Joan Nyanyuki, ha dicho:

“Es indignante que, en lugar de tomar medidas urgentes para despenalizar las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, el gobierno ugandés quiera que se ejecute a las personas homosexuales. Esto va a avivar el odio en un entorno ya homófobo.

“Esto es un ejemplo de la peligrosa intolerancia y los nocivos prejuicios que los políticos ugandeses están fomentando contra las personas LGBTI. Los parlamentarios y parlamentarias de Uganda deben rechazar rotundamente cualquier plan de legalizar este tipo de intolerancia y caza de brujas contra cualquier persona que sea considerada diferente.”

El 5 de octubre, Brian Wassa, asesor paralegal gay, murió a causa de una hemorragia cerebral tras haber sufrido el día anterior en su domicilio el ataque de unos desconocidos que lo golpearon en la cabeza.

Según la organización LGBTI Sexual Minorities Uganda (SMUG), es la cuarta persona LGBTI asesinada en los últimos tres meses después de que los dirigentes políticos avivaran los sentimientos anti LGBTI. Las otras han sido una mujer transexual del distrito de Gomba, un hombre gay del distrito de Kayunga y otro del distrito de Jinja.

El gobierno de Uganda tiene un largo historial de fomento de los sentimientos anti LGBTI, informó Amnistía Internacional.

La legislación es conocida como «Mata a los gays», que tiene el objetivo de “darle un castigo severo a quienes cometan actos dentro y relacionados con lo que es la homosexualidad”. 

Dicho proyecto, conocido como ‘Kill the Gays’ fue anulado por el Tribunal Constitucional de Uganda hace cinco años por un tecnicismo, Sin embargo, dicho gobierno no ha quitado el dedo del renglón y planea reintroducirla en unas semanas.

“La homosexualidad no es natural para los ugandeses, pero ha habido un reclutamiento masivo de personas homosexuales en las escuelas y, especialmente entre los jóvenes, donde están promoviendo la falsedad de que las personas nacen así”, dijo el ministro de Ética e Integridad, Simon Lokodo.

“Nuestro código penal actual es limitado y solo criminaliza el acto. Queremos que quede claro que cualquier persona que esté involucrada en la promoción y el reclutamiento debe ser tratada como un criminal. Los que cometan actos graves recibirán la pena de muerte”, agregó.

Lokodo señaló que, “el proyecto de ley ugandés, cuenta con el respaldo del presidente Yoweri Museveni, y se volverá a presentar a debate en el parlamento en las próximas semanas, y espera que sea votado antes de finalizar el presente año”. 

Dijo que ahora es optimista respecto a su aprobación, ya que “a diferencia del fracasado intento de 2014 el gobierno ha presionado a los legisladores antes de su reintroducción. Hemos estado hablando con los parlamentarios y hemos sumado el apoyo de muchos de ellos”, aseguró Lokodo.


Compártelo con tus amigos

Alfredo Acosta