(22 de noviembre, 2019. Revolución TRESPUNTOCERO).- En enero de 2018, el comunicador Carlos Domínguez fue asesinado de 21 puñaladas, mientras se encontraba en su automóvil.

De acuerdo a lo informado por el fiscal de Tamaulipas, Irving Barrios, “perdió la vida por arma punzocortante, con 21 puñaladas”. Aunque en un primer momento se mencionó que “había sido asesinado a tiros”.

Domínguez vivía en Nuevo Laredo y tenía 77 años. Practicaba el periodismo de manera independiente a través de la redacción de una columna sobre temas políticos. A raíz de los hechos, cinco personas fueron señaladas como culpables y llevadas a prisión. Hoy cuatro de ellas se encuentran en libertad, tras demostrar su inocencia.

La quinta persona, el periodista Gabriel Garza, se encuentra muerto. Murió derivado de un infarto y la negación de ayuda médica por parte de las autoridades del penal, donde se encontraban presos.

Durante una entrevista con Revolución TRESPUNTOCERO, dos de los periodistas acusados del homicidio y quienes denunciaron tortura, aseveraron que la Fiscalía fabricó culpables en dicho caso y hoy son ellos quienes pidan se esclarezca el homicidio y se dé prisión a los verdaderos culpables. A su vez, los periodistas Luis Valtierra y Jesús Zúñiga, señalaron que el homicidio fue usado con fines políticos.


Compártelo con tus amigos

Emma Martínez

Periodista e investigadora social. Especialista en Política Internacional, Historia militar y del combate siglos XX y XXI. Líneas de investigación: Conflictos bélicos de Medio y Próximo Oriente, terrorismo, ejecuciones extrajudiciales, tortura y desaparición forzada por parte de Fuerzas Armadas Mexicanas.