(08 de marzo, 2020. Revolución TRESPUNTOCERO).- La conmemoración del día internacional de la mujer, trae consigo un significado de suma importancia. Representa las grandes luchas de las mujeres, los grandes logros, pero también la voz que se subleva ante la discriminación, las humillaciones y el machismo que ha llevado a miles de mujeres alrededor del mundo a morir de manera violenta. 

La literatura ha sido un gran espacio de conocimiento, ya sea para conocer a grandes escritoras o través de sus obras, conocer la vida de muchas mujeres que se han sublevado y alcanzado un espacio para ellas y para otras mujeres que buscan abrirse camino.

Aquí algunas recomendaciones literarias:

El segundo sexo. escrito por Simone de Beauvoir, en 1949. Se basa en la reflexión de la autora, sobre lo que había significado para ella el ser mujer. A partir de una investigación profunda sobre  la situación de las mujeres a lo largo de la historia. En el ensayo cuestiona cómo se ha concebido a la mujer, qué situaciones viven y cómo se puede intentar que mejoren sus vidas y se amplíen sus libertades.

Orlando: una biografía. Es la sexta novela de Virginia Woolf, publicada el 11 de octubre de 1928.  Es una obra en parte biográfica, basada en la vida de la novia de Woolf Vita Sackville-West. “Se considera que es una de las novelas más accesibles de Woolf, y por ello la de mayor éxito de la autora en vida. Ha influido mucho estilísticamente, y se la considera importante en la literatura en general, y en la escritura femenina y los estudios de género en particular”.  

Hijas de una nueva era. Escrita por Carmen Korn, se plasma sobre Hamburgo, 1919. La joven Henny desea convertirse en comadrona y junto a su amiga Käthe, comunista convencida, acaban de iniciar su formación en la clínica de mujeres Finkenau. Otras dos mujeres las acompañan en el camino. Ida, hija de un importante hombre de negocios en bancarrota, el cual tiene la intención de casarla con un rico heredero, y Lina, una joven maestra humilde que quiere sacar a su familia adelante.

Las cuatro amigas, se hacen inseparables a pesar de sus diferencias y de las situaciones a las que deberán enfrentarse. Con la llegada de la Primera Guerra Mundial, sus vidas tomarán rumbos totalmente opuestos y su amistad se verá comprometida. Hijas de una nueva era, narra la historia de cuatro mujeres del primer tercio del siglo xx, las cuales lucharon sus propias batallas con la fuerza de su amistad, el amor y la valentía.

Mujeres y poder. Un manifiesto. Mary Beard no es solo la clasicista más famosa a nivel internacional; es también una feminista comprometida y como tal se manifiesta asiduamente en las redes sociales. En este libro muestra, con ironía y sabiduría, cómo la historia ha tratado a las mujeres y personajes femeninos poderosos.

Sus ejemplos van desde el mundo clásico hasta el día de hoy, desde Penélope, Medusa o Atenea hasta Theresa May y Hillary Clinton. Beard explora los fundamentos culturales de la misoginia, considerando la voz pública de las mujeres, nuestras suposiciones culturales sobre la relación de las mujeres con el poder y cuánto se resisten las mujeres poderosas a ser sometidas a un patrón masculino.

Con reflexiones personales sobre sus propias experiencias de sexismo y agresión de género que ha soportado en las redes sociales, la autora pregunta: si no se percibe que las mujeres están dentro de las estructuras del poder, ¿no es necesario redefinir el poder?

Una mujer silenciada. María Teresa, niña precoz, observadora e imaginativa que nació en Madrid en 1911 es protagonista de una biografía fascinante, propia de una mujer avanzada a su tiempo, culta, brillante científica, comprometida y afectiva. Como lo fueron algunas de sus coetáneas, Victoria Kent, Clara Campoamor o María Zambrano.

Incomprensiblemente, su nombre es aún irreconocible y su vida silenciada. Antonina Rodrigo, especialista y biógrafa de mujeres relevantes como Mariana Pineda y María Lejárraga recupera la apasionante historia de su vida. Estudió farmacia y química y fue una de las discípulas de Enrique Moles. Aprovechó sus conocimientos para, en plena guerra civil, construir explosivos y sufrió un calvario en las cárceles franquistas.

En 1956 logró escapar a México, dando un giro a su carrera y centrándose en el grabado. Alcanzó un gran reconocimiento como artista y vivió una extraordinaria relación amorosa junto a Lan Andomian, músico de gran virtuosismo y reconocimiento mundial.


Compártelo con tus amigos

Referente 3.0