Religión, ¿Es tan importante?

Por: Irene Ouso

Todos conocemos la historia: un hombre y una mujer se conocen, tienen una química innegable, ¡deciden salir! En un mundo perfecto, es una historia de cuento de hadas… ¡pero la realidad llega de golpe! ¿Qué pasa si no son de la misma religión? ¿Es tan importante?

La religión es un tema que se debe tratar desde el principio de cualquier relación. Una charla abierta y honesta con tu pareja podría ayudarte a descubrir dónde exactamente está parado cada uno con respecto a religión. ¿Tu pareja es cristiano/a acérrimo/a? Tal vez tú creciste con raíces Budistas. O tal vez eres ateo/a. Cualquiera que sea el caso, ¿es un problema para cualquiera de los dos?

Si tu familia está muy arraigada en otra religión, podría afectar tu relación con tu pareja. ¿Qué pasa si se casan y tiene hijos? ¿Sus hijos tendrán una religión elegida por ustedes, o les permitirán decidir por sí mismos?

Para empezar, es importante saber y ser conscientes de sus propias actitudes hacia otras religiones. Esto te ayudará a decidir si aceptarías la religión de tu pareja sin pedirle que se convierta a la tuya, o si es algo que no estás dispuesto/a a comprometerte. ¿Aceptarías sus valores religiosos si no son afines con lo que tú crees?.

Por ejemplo, ¿su religión acepta el uso de anticonceptivos en una relación o matrimonio? ¿Está dispuesto/a a tener sexo antes del matrimonio? ¿Tendrá problema si comes tocino diaria? Es fácil ver cómo incluso elegir una comida puede causar problemas entre los miembros de una pareja de distintas religiones.

Las consecuencias de no hablarlo con tu pareja al principio de la relación son obvias. Puede ser el origen de discusiones y puede incubar resentimiento entre dos personas que se quieren profundamente. Y donde hay niños involucrados, puede crear incluso confusión en el futuro. ¿Irás solo/a a la iglesia con los niños los domingos? ¿Querrá él/ella llevarlos a su lugar de culto otro día de la semana? Tendrán que decidir si a ambos les importa el lugar de culto donde irán los niños.

La pregunta que tendrás que responder tarde o temprano es si estás dispuesto/a a pasar por alto la religión de tu pareja por el bien de tu pareja, y eventualmente por el de la familia que formarán juntos.

¿ESTARÁS DISPUESTO/A A DEFENDER TUS RAÍCES A PESAR DE TODO?

Si la religión puede ser un factor de ruptura, encuentra alguien que comparta tu fe. De lo contrario, tu relación tendrá una ración de retos, sobre todo si no abordas los asuntos que son vitales para ti.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...