DestacadoPasaporte3.0Política

“Saldré más fuerte, más verdadero y más inocente, voy a probar que cometieron el crimen de perseguir a un hombre sin culpas”, afirma Lula antes de entrar en prisión

Foto: EFE

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, tras dos días de resistencia en el sindicato del que surgió a la política, se entregó para comenzar a cumplir los doce años de cárcel que le impuso la Justicia por corrupción y ya fue recluido en una celda especial en la ciudad de Curitiba.

“Cometí un crimen”, que fue “llevar los pobres a la universidad, permitir que compren coches, que tengan comida” y “si es así, seré un criminal el resto de mi vida”, dijo Lula en un discurso cargado de emoción que fue una despedida de los miles de simpatizantes que, desde el jueves, rodearon el sindicato en que se había atrincherado.

Con ese discurso, puso fin a la resistencia que inició el pasado jueves, y después de que la Justicia dictara un auto de prisión en su contra, se enclaustró junto a dirigentes del Partido de los Trabajadores (PT) y de movimientos sociales en el Sindicato de los Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, informó EFE.

“No les perdono que hayan sembrado la idea de que soy corrupto. Ninguno de ellos duerme con la conciencia tranquila de la verdad y la honestidad que yo tengo”, declaró. Aseguró que no se siente “por encima de la justicia”, y apuntó que “si no creyera en la justicia no hubiera fundado un partido, habría hecho una revolución”.

Habló del “sufrimiento” de su familia cuando “ve a uno de los suyos masacrado”, aseguró que sus problemas judiciales agudizaron los problemas de salud que llevaron a la muerte a su esposa y dijo que, con su entrega, quienes querían verlo en prisión “hoy tendrán orgasmos múltiples”.

Pero tampoco se dio por vencido. “Saldré de esta más fuerte, más verdadero y más inocente, porque voy a probar que ellos cometieron el crimen de perseguir a un hombre sin culpas”, dijo.
Quizás previendo que puede estar en prisión más tiempo del que calculan sus abogados, que aún confían en recursos que deberán ser juzgados en los próximos días, agregó que sus adversarios “van a darse cuenta que el problema de este país no es Lula”, pues “habrá millones de lulas andando” por el país, informó EFE.