Suspensión de verificación vehicular, es beneficio electoral; Mancera busca la política del negocio a partir del servicio público: Romero

La suspensión del servicio de verificación vehicular durante el primer semestre del próximo año, para crear 55 nuevos centros, como lo anunció el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, es una clara medida de éste para beneficio propio y electoral, que además afectará la calidad del medio ambiente de la capital del país y su zona conurbada.

Así lo advirtió el diputado Juan Romero Tenorio, quien precisó que con ello el Ejecutivo local busca beneficiar a cinco empresas a través de concesiones, cuyo proceso de asignación fue totalmente opaco, en perjuicio de las finanzas capitalinas.

“Con este medida, el Jefe de Gobierno busca la política del negocio a partir del servicio público, a partir de la atribución que le permite concesionar; genera nichos de negocios para particulares o cercanos”, criticó.

En conferencia de prensa, el legislador federal de Morena dio a conocer que, junto con su compañera de bancada María Chávez García, suscribió un Punto de Acuerdo para exhortar al Mandatario capitalino a no suspender el servicio de verificación del 1 de enero al 31 de junio de 2018, como lo tiene previsto.

También para que Mancera Espinosa evite cualquier medida que provoque la elevación de los índices de contaminación y la consecuente violación a los derechos humanos de los habitantes de la Ciudad de México y la Megalópolis, así como afectaciones a su salud.

“No es gratuito que se suspenda de enero a junio, que es el proceso electoral en nuestra ciudad. Y tampoco es gratuito que se modifique un procedimiento administrativo que va a beneficiar a unas cuantas empresas”, aseguró el también Secretario de la Comisión de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial de la Cámara de Diputados.

Explicó que según el Jefe de Gobierno capitalino se suspenderá la verificación vehicular durante los primeros seis meses de 2018, debido a que ya es obsoleta la maquinaria de los verificentros y se construirán 55 centros nuevos con tecnología de punta.

Agregó que entre las empresas que aspiran a operar al menos uno de los 55 nuevos centros, pero que no cumplen con el giro, según la Secretaría de Medio Ambiente, son Power Cars Mundo, Excelencia Refaccionaria Ave Fénix, Ciudad Maxiplus, Compañía Empresaria Vedoza, Suministros y Maquinaria Kebec, y Mac.

Romero Tenorio detalló que en la Ciudad de México actualmente operan 74 centros de verificación vehicular, los cuales cumplen las normas oficiales en materia ambiental y fiscal, de acuerdo con el Presidente de la Asociación Ecológica de Verificadores, Gustavo Torres, y el abogado de los centros de operación, Gustavo Soto.

Además, apuntó, la maquinaria con la que cuentas dichos verificentros fue actualizada en 2010, por políticas del propio Gobierno capitalino.

“Esto tendrá un impacto ambiental, puesto que cualquier vehículo podrá circular sin ningún problema, generando mayor contaminación en la ciudad. No habrá controles que se han derivado de tratados internacionales y las propias normas nacionales sobre medio ambiente sustentable”, concluyó.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...