spot_img
spot_img

Creyentes

Las guerras transforman la psique de todos y más esta guerra que era totalmente interna

- Anuncio -

Es muy difícil o más bien casi imposible hacerle entender a alguien que está equivocado si fundamenta todo en la convicción de sus creencias.

Las creencias no son malas pues son el sustento de la voluntad, vivimos la vida de acuerdo con los conocimientos que tenemos y lo que creemos que es verdad. El problema aquí es cuando esas creencias son para sustentar verdades torcidas o mal intelectualízadas, peor aún, cuando esas verdades son implantadas desde la manipulación o el engaño nuestras creencias defenderán algo que por esencia puede llegar a ser indefendible.

10 días después de haber asumido el cargo de presidente, Felipe Calderón abrió las puertas de la guerra y sacó el ejército a las calles, sin marco normativo, sin lógica social, con plenas creencias de que hacerlo le traería algún beneficio, no estuvo equivocado, pues él y sus secuaces no sólo obtuvieron grandes sumas de dinero, también obtuvieron poder y privilegios basados en la corrupción.

Lo peor de todo es que crearon una secta basada en engañarnos haciéndonos creer que no había otra forma para enfrentar los problemas de seguridad.

Abrir la puerta a la guerra es más que sabido que trae consecuencias devastadoras para todos los habitantes de un espacio social y eso simplemente no le importo por sus creencias y su alterada convicción entre lo que está bien y está mal.

Las guerras transforman la psique de todos y más esta guerra que era totalmente interna donde además todos los lobos externos como EEUU se comenzaron a lamer los bigotes; cualquier idiota sabe muy bien que los grupos del narcotrafico buscan en la gente común soldados, sin importar la forma de obtenerlos como la extorsion y la compra, acciones que siempre han tenido como herramientas para engrosar sus filas si así lo requieren.

Calderón por supuesto que lo sabía y tan lo sabía que advirtió en ese discurso de muerte que morirían civiles, amenazando que iba a ser un mal necesario.

Lo que es cierto es que las puertas que abrió este individuo son casi imposibles de cerrar y la única forma más cercana a eso es construyendo otras puertas, lo cual se lleva mucho, mucho tiempo.

Los abrazos y los no balazos que los medios hegemónicos hacen como referencia a una estrategia de manera vil, no es una estrategia, es una filosofía y esa filosofía busca no enfocarse en las balas y la confrontación sino en las causas.

Hablábamos de que la guerra cambia la psique, y en los medios hegemónicos cambió hasta su ética, la mayoría de estos medios creyeron que contar cada día a los muertos era una forma de cubrir en rebeldía esta guerra sin darse cuenta de la mezquindad que eso conllevaba. Aún a la fecha hay comunicólogos y analistas que siguen defendiendo una continuidad a la guerra para poder seguir contabilizando muertes.

Lo que es cierto es que la guerra ya no existe pues a partir de 2018 se frenó la confrontación directa contra estos grupos desde el ejecutivo, sin embargo, la violencia que generó esta inútil acción por parte de Calderon sigue prevaleciendo y peor aún tratando de crecer más.

Las convicciones más allá de las creencias deben estar basadas en la memoria histórica, en los hechos comprobables, en modelos sociológicos, en un análisis profundo del espacio y las formas y principalmente en una incuestionable humildad para aceptar que puedes tener equivocaciones y que con plasticidad cerebral puedes ir haciendo modificaciones.

Dejemos de suponer lo más que podamos, dejemos de creer sin cuestionarnos, entendamos el principio de la maldad antes de que caigamos en su manipulación y por favor dejemos de creer en lo indefendible que los oscuros del pasado siguen tratando de hacernos creer.

- Anuncio -
318,998FansMe gusta
158,090SeguidoresSeguir
- Anuncio -
- Anuncio -

No dejes de leer

- Anuncio -