spot_img
spot_imgspot_img

El día que AMLO pidió desaforar al líder del sindicato del Metro

- Anuncio -

Natalia Antezana Bosques / @Natalia3_0

(29 de julio, 2013).- Fernando Espino Arévalo, líder sindical del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, no es un enemigo nuevo para el gobierno de la Ciudad de México. Andrés Manuel López Obrador, siendo jefe de Gobierno capitalino, solicitó a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal a través de la Procuraduría General de Justicia que como diputado fuera desaforado el 3 de septiembre de 2002.

Después de una suspensión del servicio en dos líneas del Metro, llevada a cabo el 8 de agosto del mismo año, el gobierno capitalino intentó demandar al líder sindical penalmente por el delito de ataques a las vías generales de comunicación.

“Se procederá legalmente contra los responsables de la toma de las instalaciones”, señaló López Obrador.  A la vez aclaró que no se permitirían chantajes ni se caería en provocaciones.

Bernardo Bátiz, quien fungía como procurador de Justicia, dijo que la suspensión del servicio del metro tenía como único objetivo favorecer los intereses de Espino como líder sindical.

Once años después, Espino Arévalo sigue estando a la cabeza del sindicato de trabajadores del Metro en la Ciudad de México y también es diputado local por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) tal y como lo era en 2002, cuando intentaron desaforarlo.

Según un reportaje publicado en el diario El Universal, entre familiares y allegados al diputado local del PRI, el Distrito Federal gasta 908 mil 850 pesos mensuales en personas que –a excepción de su hija–, no trabajan para el Metro; se dedican a asuntos exclusivamente dentro del sindicato.

Entre los tres hijos de Espino reciben un total de 92 mil 821 pesos mensuales de la nómina del STC Metro. Además, otros 43 integrantes de la dirigencia sindical, cercanos al funcionario, ocupan plazas de confianza que representan 817 mil 29 pesos al mes.

***

Fernando Espino Arévalo nació en Michoacán el 22 de febrero de 1949 y es ingeniero electricista. Ha sido diputado federal en tres ocasiones -Legislaturas: LV, LIX y LXI-, y diputado en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal en dos periodos –segundo y cuarto-, además del actual. Ha pertenecido al Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y al Partido Nueva Alianza. Desde 1981 ha pertenecido a la cúpula del Sindicato de Trabajadores del Metro y su carrera sindical en este gremio inició desde 1974.

Espino cuenta con un historial de denuncias en su contra que incluyen los delitos de robo, abuso de confianza, lesiones, privación ilegal de la libertad, amenazas y difamación, según información de la Procuraduría capitalina, retomada por el diario El Universal. No obstante, desde 1991 ha tenido fuero puesto que únicamente en un período de tres años no ha ocupado algún curul.

***

El 6 de septiembre de 2002, Martí Batres Guadarrama, quien era coordinador de la fracción perredista en la cámara baja, recibió la solicitud de declaración de procedencia para iniciar el proceso del posible desafuero de Fernando Espino Arévalo.

El entonces legislador indicó que en caso de llevarse a cabo el desafuero, el Ministerio Público podría proceder penalmente contra Espino. Al mismo tiempo, señaló que se conformaría una sección instructora para analizar el expediente entregado por la Procuraduría y el Sistema de Transporte Colectivo Metro.

Dicha sección se conformó por los diputados Ricardo Moreno, del Partido de la Revolución Democrática  (PRD), quien fungiría como presidente; José Francisco Blake y Cuauhtémoc Cardona Benavides, del Partido Acción Nacional (PAN) y el priista Eduardo Andrade Sánchez, quien entró “ad cautela” (bajo protesta).

Los diputados analizarían las solicitudes de desafuero de los líderes petroleros y legisladores priistas Carlos Romero Deschamps, Ricardo Aldana y Jesús Olvera, a solicitud de la Procuraduría General de la República (PGR) y el caso del dirigente del sindicato del Metro y asambleísta del PRI.

“El acoso político proviene del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien impone este tipo de arbitrariedades”, acusaba Espino, mientras amenazaba que en caso de aprobarse la solicitud de desafuero, se llevarían a cabo movilizaciones y paros entre los trabajadores del Metro.

A pesar de los intentos del gobierno del Distrito Federal de iniciar un juicio penal en contra de líder sindical, su caso fue desestimado por falta de pruebas.

***

Actualmente, Espino Arévalo es diputado local por representación proporcional. En su informe del primer semestre de ejercicio únicamente tiene a su nombre una iniciativa, presentada el 2 de octubre del 2012: “INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY INTEGRAL DE TRANSPORTE, VIALIDAD Y TRÁNSITO PARA EL DISTRITO FEDERAL”.

Asimismo, en el año 2013, Fernando Espino Arévalo, continúa con una campaña de acoso laboral y presión contra las trabajadoras de taquilla del Metro, según información publicada en el semanario Proceso.

Estas trabajadoras siguen siendo rehenes de los abusos de Espino, según denuncian cuatro de ellas. Asimismo, señalan que el líder sindical tiene guardaespaldas a su servicio, varias casas en el Distrito Federal y departamentos vacacionales.

***

Entre las plazas que ocupan actualmente los seguidores de Espino en la estructura del STC Metro, se encuentran cargos de Coordinador Especializado, Subgerente de Departamento y Coordinador de Proyectos, las cuales tienen   nivel 14 con un salario mensual de 20 mil 931 pesos.

Una de las personas que cobra una de estas plazas es el  mismo Fernando Espino Arévalo, quien no ha renunciado a su salario como diputado local y que además es propietario de tres empresas que daban servicio de comedores del Metro con ganancias superiores a los 45 millones de pesos anuales, según investigaciones realizadas por el diario Reforma.

ProcesoEl Universal, Sexenio, La Crónica y MVS

- Anuncio -
318,998FansMe gusta
158,090SeguidoresSeguir
- Anuncio -
- Anuncio -

No dejes de leer

- Anuncio -