istanbul sarışın bayan Antalya Otele gelen bayan
beylikdüzü escort
besten pornoseiten
spot_img
spot_imgspot_img

La derecha cobarde

- Anuncio -

En días recientes nuestro país se volvió escenario de manifestaciones que dan cuenta de la reorganización política que se presenta al interior de los grupos conservadores a nivel mundial. La pasada marcha del 13 de noviembre, que tuvo como bandera la defensa del INE, de la que hablamos la semana pasada, y la reciente reunión celebrada en Santa Fe bajo el nombre de Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) son dos muestras claras de que, cuando la continuidad de un modo de reproducción social se pone en cuestión, la lucha de clases se revela con excepcional claridad.

Durante al menos cuatro décadas las calles de nuestro país fueron el espacio de protesta de millones de personas que nos pronunciábamos en contra de las privatizaciones, las reducciones salariales, los tratados de apertura económica generadores de desigualdad y otras políticas de corte neoliberal. Y hoy con un gobierno de transformación, son tomadas por personajes, muchos de ellos abiertamente relacionados con escándalos de corrupción empresarial y sindical, que, en aras de defender sus privilegios, toman las calles de nuestras ciudades, sin el temor a ser reprimidos.

Derecho del cual muchas y muchos de nosotros no gozamos, en su momento.

Basta con ver que, las únicas manifestaciones de intolerancia provinieron de los mismos marchistas, con expresiones abiertamente en contra de la diversidad étnica, política y sexual presente en nuestro país; que, dicho sea de paso, contrasta con la asombrosa flexibilidad de marchar a lado de personajes ligados a escándalos de corrupción, o incluso, con grupos fascistas. Pero, la intolerancia que más me llama la atención, como economista, es a las diversas formas de organización económica que hoy están surgiendo con mayor fuerza, y que, al escapar a su esquema de producción de tipo capitalista-neoliberal, son tachadas despectivamente de comunistas, masónicas o satánicas. 

¿Quién hubiera pensado hace cuatro años que los representantes del conservadurismo se verían en la necesidad de reorganizarse ante el asenso del progresismo? ¿Quién hubiera pensado que el PAN sería llamado por sus entonces afiliados, “la derecha cobarde”? ¿Cómo leer los discursos emitidos por los representantes de la ultraderecha en la recientemente celebrada CPAC? ¿A qué vinieron a nuestro país, personajes como Steve Bannon, estratega político de Donald Trump, alto ejecutivo de medios de comunicación y defensor de los intereses financieros; Mauricio Macri, expresidente de Argentina, representante del sector más conservador de la derecha de su país y con fuertes vínculos con las élites de Wall Street; Eduardo Bolsonaro, hijo del saliente presidente de Brasil, declarado amigo y protector de torturadores; José Antonio Kast, político chileno de ultraderecha, hijo de un alemán con carnet del partido nazi; Hermann Tertsch, diputado del Parlamento Europeo afiliado a la organización política VOX, y director del consejo editorial de la Gaceta de la Iberosfera, medio digital de postura política abiertamente declarada de derecha, anticomunista y defensora del neoliberalismo? 

Son preguntas que debemos pensar y respondernos no solo los millones de mexicanos que trabajamos día a día por un país mejor, sino todos los trabajadores del mundo, que nos sabemos protagonistas de una transformación histórica. La cual comenzó con el entendimiento de que las élites económicas no pueden ser las que encabecen la estrategia de desarrollo impulsada en nuestros países, pues de lo contrario, no habrá un reparto justo de la riqueza generada, ni patrones de consumo más equitativos. 

De ahí que nuestra función histórica radica en responder a la embestida fascista que hoy surge como expresión de la intensificación de la lucha de clases. Entendiendo al fascismo como el método usado por los monopolios para mantener su poder mediante formas violentas de supresión de la diversidad social.

- Anuncio -
318,998FansMe gusta
158,090SeguidoresSeguir
- Anuncio -
- Anuncio -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
- Anuncio -

No dejes de leer

- Anuncio -