spot_img
spot_img

La próxima derrota de la oposición

- Anuncio -

Estamos a medio mes de que la oposición vuelva a ser sacudida en las urnas. De los seis estados que tienen en juego la renovación de sus gubernaturas a lo mucho ganará uno. El tsunami 2018 de AMLO/Morena está lejos de haberse disipado y este 2022 recobra fuerza.

La alta aprobación del presidente Andrés Manuel López Obrador persiste aún en tiempos poscovid y en medio de una crisis internacional que impacta a la inflación.

Si el presidente es popular es porque la gente en su mayoría considera un acierto los programas sociales y el combate a la corrupción. Ninguna persona, por más ingenua que sea, pensó que solucionaría los lastres, vicios y carencias de décadas en los servicios básicos, pero la mayoría considera que el camino andado ha sido el correcto.

Se pueden criticar las acciones de AMLO pero nadie le puede adjudicar que sea un presidente inmóvil. Para cada problema plantea una solución, como el reciente acuerdo con productores para atemperar el aumento en los precios.

Por poner otro ejemplo, el gobierno federal ha tenido una exitosa estrategia de vacunación sobre todo de su población adulta. Ahora que la Suprema Corte de Justicia de la Nación reservó por seguridad nacional la información en la compra de vacunas contra covid, obvio que es un asunto de primer orden y queda claro que éstas habrían sido más caras si el Estado no las hubiera adquirido y aplicado… en manos de coyotes serían impagables.

Dicho caso demuestra la importancia de fortalecer al Estado como lo ha hecho AMLO en lugar de debilitarlo y privatizarlo como lo desmantelaron sistemáticamente los neoliberales.

Mientras en el país hay un cambio de fondo, la oposición está en una incesante búsqueda de algún rostro gerencial que le permita la reconquista del poder. Es mucha su desesperación. Las noticias falsas y las estrategias de lodo no bastan para ganar elecciones federales y estatales. Por eso acuden también a los condenables métodos de tratar de infundir miedo, lo mismo en líderes de opinión que en la población en general.

Desde esta columna mi rechazo absoluto a las amenazas recientes en contra de diversos periodistas y comunicadores que son percibidos como afines a la 4T. No se nos puede olvidar la tentación y amenaza autoritaria de Claudio X González de anotar en una lista y no olvidar a quienes apoyan a este régimen. Por eso está claro que esa oposición quiere reconquistar el poder para cercenar libertades, reinstalarse y reactivar el festín de la corrupción en unas cuantas manos, por ende buena parte de la población no acompaña su causa.

La noche del 5 de junio de 2022 cuando se conozcan los resultados electorales será otra noche triste para la oposición. Inventarán muchos cuentos como en 2021: que los narcos obligaron a votar por la 4T y que hubo traiciones de gobernadores priistas y panistas.
La oposición sigue en su laberinto sin poder interpretar su caída libre.

Por cierto, a propósito opositores que alzan la mano, salvo que Ricardo Anaya anuncie un día de estos su entrega a la justicia mexicana sus demás mensajes son irrelevantes.

- Anuncio -
318,998FansMe gusta
158,090SeguidoresSeguir
- Anuncio -
- Anuncio -

No dejes de leer

- Anuncio -