spot_img
spot_imgspot_img

Primavera 0: ¿El gran desafío de abril?

- Anuncio -

Ken Salazar manifestó que hay preocupación en el gobierno de los Estados Unidos por la reforma eléctrica. Algunos más optimistas dicen que es cuestión de que Marcelo Ebrard logre dialogar con la administración Biden -y con gente que le haga llegar a los congresistas del Capitolio la perspectiva detallada de la 4T sobre la propuesta energética- para terminar con malos entendidos, puesto que los políticos gringos están siendo malinformados por el alto sector privado de ambos vecinos. Yo pienso que no; que muchísimos actores gubernamentales norteamericanos de los tres poderes comparten intereses con sus oligarcas, y estos a su vez con los oligarcas mexicanos. Diputados, senadores y funcionarios de EE.UU. difícilmente son gente “imparcial” que sólo es engañada por sus tiburones corporativos; más bien están preocupados porque negocios billonarios están en riesgo, y con razón. El periodo PRI-PAN-ista había forjado un paraíso fiscal y financiero para los círculos empresariales transnacionales que hicieron su agosto con la energía. Ese “60% Estado Mexicano – 40% inversión privada” que nuestro Ejecutivo plantea como repartición de ganancias de la explotación eléctrica, es una mentada de madre, una impertinencia, una provocación para [email protected] estos [email protected], para quienes ya un 90-10 a su favor es un escenario de pérdidas estrepitosas. Así su voracidad; no por nada la metáfora, como decíamos en otro Luminol, de los “depredadores” que tanto “inspira” a la clase media despistada. Siempre irán por TODO…

Sin embargo, Ignacio Mier Velazco, presidente de la Jucopo en la  Cámara de Diputados, anunció la ruda agenda morenista en torno a la aprobación de la reforma: a más tardar el 15 de abril de 2022 el último congreso local de los diecisiete que se necesitan debe estar confirmando su ratificación, y la declaratoria será sólo trámite. Para que esta temeraria ruta se cumpla, la Cámara de Diputados tendría que aceptar la modificación legislativa antes de que acabe 2021, así sea en periodo extraordinario. De este modo, al comienzo de la legislatura del año entrante se llevaría a cabo la batalla más difícil para la iniciativa presidencial: la discusión en el Senado y el parlamento abierto. Si bien este casi fast track no pasa aún de ser sólo intención, el PRI y el PAN ya están expresando sus posiciones, y el tricolor enseña su colmillo de mamut. Rubén Moreira declaró que a [email protected] no les gusta abril para la polémica pública en la Cámara Alta sobre la reforma, por una sencilla razón: estos tiempos rozan con las elecciones en seis entidades en 2022 y “no hay que convertir un debate técnico en un debate electoral”. Lo que a Moreira y sus copartidarios les hace necesitar tafil no es el que se adultere una polémica legislativa abierta, sino las encuestas que se han estado realizando para diagnosticar el nivel de aceptación en la opinión pública de la propuesta eléctrica de AMLO, mismas que dan a esta última resultados favorables prácticamente unánimes. A esto hay que agregarle el audio-escándalo de Marko Cortés, donde se oye al panista resignarse a la derrota en cinco estados. Cuando se lee a varios de los columnistas hegemónicos hacer berrinche por esta claudicación, puede entenderse que Loret y Brozo prácticamente acusaron a Markito con el resto de la “oposición”, a cuyos analistas sólo les faltó acusarlo de traidor…

Pero en Acción Nacional están confiadísimos en el mastodonte propagandístico derechista; en que sus expertos de universidades privadas, del ITAM, de consultoras y calificadoras de élite, podrán hacer en la cancha de Paseo de la Reforma lo que los periodistas de Tercer grado no lograron, todos y en montón, hacer con Rocío Nahle en un estudio: derrotar a la 4T ante las grandes audiencias. Ahí tenemos a Jorge Romero congratulándose de que los tiempos se estiren. “Mientras más discusión mejor” dice. En tanto su Presidente Nacional de partido se declara fuera del juego, Romero y muchos de sus compañeros panistas parecen no darse cuenta de la gravedad de su situación, ni de  las repercusiones electorales que podría tener el que sus porros intelectuales no lograran el éxito esperado, cosa que el Revolucionario Institucional está anticipando con el ojo clínico del gangster grillero. O… a menos que estos panistas tengan “otros datos” que no llegan  a los medios y les dan confianza a los poderes fácticos. Habrá que tener cuidado. 

En todo caso, el irigote de Tercer Grado demostró que los periodistas no son rival para los funcionarios del gobierno. Por lo demás, también hizo evidente el profundo carácter fascistoide de las políticas económicas  neoliberales: acorralada y sin argumentos, Denise Maerker sermoneó -así, a la desesperada- que sí, que tal vez las reglas de la reforma de Peña Nieto son abusivamente favorables a los privados, pero “son las reglas”… Esta clase de diatriba, de apelación irracional a la autoridad, puede hallarse detrás de toda la retórica economicista que defiende las privatizaciones y las obesas carteras de un puñado de gente, provenga de periodistas o de expertos de alta preparación. 

Sabremos si los [email protected] gubernamentales y [email protected] como Nahle superan el segundo nivel: [email protected] especialistas “premiun-platino” de los poderes fácticos, que ya estarán recibiendo carretadas de dinero por parte de [email protected] [email protected] tipo Claudio X. Gonzáles o miembros del CCE  y el CMN, quienes verán la “final” por televisión. Se nota complicado que  tengan los arrestos y la decencia para explicarnos, directo y a la cara,  a las grandes mayorías populares de este país por qué tenemos que pagar más que [email protected] por encender un foco.

Y todavía se atreven a hablar de “mesías” y “borregos”…

- Anuncio -
318,998FansMe gusta
158,090SeguidoresSeguir
- Anuncio -
- Anuncio -

No dejes de leer

- Anuncio -