Trabajadores del IMSS llaman a crear nuevo sindicato; “SNTSS, cómplice del gobierno para desmantelar y privatizar la salud”

(03 de marzo, 2016. Revolución TRESPUNTOCERO).- Ante el “terrorismo sindical” emprendido desde la dirigencia, y su complicidad con el gobierno en el intento privatizador del sector, trabajadores activos, sancionados, rescindidos y jubilados del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) llamaron a desconocer al Sindicato de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS) y conformar una nueva organización gremial que “sí represente a los trabajadores y defienda la salud pública en México”.

En conferencia de prensa, los trabajadores recordaron que el sindicato dirigido por Manuel Vallejo Barragán ha iniciado una campaña de hostigamiento en contra de  aquellos empleados del IMSS que han lazado la voz, denunciado las violaciones a los derechos laborales y mostrado su oposición al intento privatizador de la seguridad social en el país.

Recordaron que hoy en día hay más de 10 mil trabajadores que han sido rescindidos o sancionados por evidenciar el saqueo a las instalaciones del IMSS, así como la complicidad del SNTSS en este proceso para entregar a la iniciativa privada la seguridad social de los mexicanos.

De manera particular, Eduardo Pérez Saucedo, abogado e integrante del Frente Unido de Disidentes, Colectivos y Derechohabientes IMSS, detalló que desde 2012 se inició un procedimiento legal en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, a través del cual se exige la anulación del LI Congreso Nacional del SNTSS, mismo en donde fue elegido Manuel Vallejo Barragán como secretario general de esta organización gremial.

Destacó que el dicho Congreso tuvo irregularidades desde su convocatoria. Dijo que Manuel Vallejo Barragán, “cómplice en el desmantelamiento e intento de privatización del IMSS”, fue elegido como dirigente sindical violando los estatutos del SNTSS.

“Los estatutos dicen que para que se pueda convocar a una elección y elegir a un nuevo comité, tendrán que firmar la convocatoria los 19 integrantes del Comité Ejecutivo Nacional. En el momento que se convoca al LI Congreso, el que era secretario general estaba impedido y no firmó. Para cumplir con el trámite, en su lugar, de manera indebida, firmó el secretario del interior, Eduardo Barrera”, expresó.

Enfatizó que la exigencia a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje es que se resuelva a favor de los demandantes, y se anule el LICongreso, con lo cual se desconozca a Manuel Vallejo Barragán como líder del SNTSS.

El abogado expuso que el próximo 8 de marzo, esta instancia de justicia laboral emitirá su fallo. Sin embargo, advirtió que si la resolución de la Junta es a favor de la dirigencia de Vallejo Barragán, los trabajadores emprenderán las acciones para conformar un nuevo sindicato.

En lo referente, los trabajadores subrayaron que ante la traición del SNTSS, y su dirigencia-que ha permitido la violación a los derechos laborales, así como su complicidad en la intención de privatizar al IMSS- es necesario dar un paso más para defender la salud pública en México.

“Ante el terrorismo sindical y la represión política que tiene a más de 10 mil trabajadores a nivel nacional sancionados o rescindidos; y ante la complicidad entre el Instituto y el sindicato que haciendo un trabajo conjunto desmantelan, subrogan, privatizan nuestra noble institución, ha llegado  el momento de dar un paso más lejos y romper con lo que no se pudo salvar. Llamamos a los trabajadores del IMSS a formar un nuevo sindicato, uno que realmente vele por los intereses de los trabajadores y por la seguridad social de los mexicanos”, señalaron.

“No nos dejan de otra”

En palabras de Rafael Soto, enfermero rescindido por denunciar la corrupción en el IMSS, hoy en día no hay otro camino, sólo el de conformar un nuevo sindicato que permita recuperar derechos laborales perdidos y hacer frente al desmantelamiento de esta institución.

Entrevistado por Revolución TRESPUNTOCERO acerca de este nuevo llamado de los trabajadores del IMSS, Soto destacó que será necesario convocar a la unidad, y conformar una nueva organización gremial para evitar la privatización.

Dijo que la permanencia de Vallejo Barragán al frente del SNTSS representa la colusión del gremio con los intentos privatizadores. Manifestó que con la dirigencia del hoy diputado priista, se ha vislumbrado el saqueo del IMSS, así como una serie de acciones encaminadas a entregar el sector a privados.

“A grandes rasgos se está solicitando el fallo sobre una demanda que solicita la anulación del LI Congreso, en donde se ratificó muchas  de las cosas que ahorita nos están haciendo daño a los trabajadores, como las sanciones, y en general toda esta farsa del comité que encabeza Manuel Vallejo Barragán, en donde lo ratifican como amo y señor del Sindicato, y que al final de cuentas su presencia ha venido impulsando con fuerza la privatización, subrogación y todo lo que vivimos”, dijo.

Rafael Soto denunció que tras las movilizaciones realizadas por el movimiento de trabajadores del IMSS a partir de julio de 2015, la represión ha ido en aumento. Manifestó que las sanciones contra el personal que ha decidido luchar en defensa de sus derechos laborales, y de la salud pública han permanecido como estrategia para inhibir la resistencia.

El trabajador consideró que la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje fallará en contra de los trabajadores. Sin embargo, dijo será el momento de formar un frente único de lucha.

“Esta es una gran oportunidad para unificar la lucha, para dejar claro que Manuel Vallejo Barragán y compañía ya no nos representan. Vamos a agotar los caminos para obtener justicia y si no hay más, pues vamos a dar un paso adelante y vamos a fracturar al sindicato. Es muy peligroso, lo sabemos, es un riesgo que se corre, pero no tenemos más que perder, muchos estamos rescindidos, sancionados de por vida, algunos con descuentos, estamos siendo afectados y debemos luchar por nuestros derechos como trabajadores y el derecho a la salud pública del país”, enfatizó.

Soto detalló que el objetivo principal con la creación de un nuevo sindicato es “tratar de defender lo que nos queda de contrato, y además por la seguridad social, porque nos queda claro que los charros, la cúpula sindical están coludidos con el gobierno, con el Instituto para privatizar. La idea es poner un hasta aquí, fracturar el sindicato con el riesgo que implica. Por lo pronto los 10 mil sancionados ya no tienen mucho que perder”, dijo.

Expuso que en el panorama se analiza la posibilidad de acudir a instancias internacionales para denunciar la actitud represiva del sindicato de Vallejo Barragán.

Rafael Soto llamó a la sociedad mexicana a sumarse a la lucha. Dijo que el desmantelamiento del IMSS afecta a todos, no sólo a los trabajadores.

“Es muy buena oportunidad de sacar a los movimientos a la calle. Llegó el momento de fracturar, ya no nos queda otro camino más que llamar a los trabajadores a ir más adelante.

“También llamamos a los derechohabientes. En este paquete van ellos; el desmantelamiento no sólo nos pega a los trabajadores. El recorte de 40 medicamentos que antes era del cuadro básico y ahora han desaparecido, es una muestra. La privatización nos afecta a todos, es un genocidio, es una desgraciada si permitimos que esto avance, por tanto el llamado es al pueblo.

“No es por el sindicato, estamos defendiendo la institución, y el sindicato es la herramienta que nos puede permitir hacer frente a las fuerzas neoliberales que nos están avasallando. El llamado es al pueblo”, sentenció.

Advirtió que la privatización del sector salud sigue en marcha. Dijo que la subrogación de servicios que brindaba el IMSS, como las ambulancias o las mastografías, se mantiene. Por tal motivo, apuntó, la organización será la respuesta para detener el avance de estas políticas perjudiciales.

You might also like More from author

Comments

Loading...