Tras escándalo, mantiene OHL México concesiones hasta 2055; opera 6 autopistas y un aeropuerto

(25 de junio, 2015. Revolución TRESPUNTOCERO).- La constructora española OHL es una de las consentidas, desde hace ya varios años, de las administraciones priistas del estado de México, de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del gobierno federal, y de los gobiernos de la Ciudad de México y el estado de Puebla.

Su filial en nuestro país, OHL México, construyó, administra, opera y mantiene seis autopistas de peajes y un aeropuerto. Su negocio más rentable la mantiene activa dentro de los planes presupuestarios de los futuros gobiernos federales, por lo menos hasta el año 2055.

Tras la difusión de conversaciones telefónicas entre directivos de OHL México y funcionarios del gobierno de Eruviel Ávila, en donde se revelaron los supuestos sobrecostos del Viaducto Bicentenario y que rodaran dos cabezas –una por bando- la empresa se mantiene activa con siete concesiones por demás rentables:

1.       Concesionaria Mexiquense, S.A de C.V. (CONMEX). Tiene la concesión para diseñar, financiar, construir y operar -desde febrero de 2003 a diciembre de 2051-, el Circuito Exterior Mexiquense con una participación del 100 % de OHL México.

2.       Viaducto Bicentenario. Que abarca desde el ex Toreo de Cuatro Caminos al kilómetro 44 de la autopista México-Querétaro –concesionada de mayo de 2008 a mayo de 2038, también con una participación del 100% de OHL México.

3.       Autopista Urbana Norte, S.A de C. V. Posé la titularidad para diseñar, financiar, construir y operar un viaducto elevado en la Ciudad de México. La concesión abarca de junio de 2010 a junio de 2043. En este proyecto, el cliente es el gobierno de la Ciudad de México, con una participación del 100% de OHL México.

4.       Supervía Poetas. Es la vía rápida que conecta la avenida Centenario, en Santa Fe, con Luis Cabrera, en la Ciudad de México. Tiene salidas a Querétaro, Toluca y Cuernavaca. Su concesión data de abril de 2010, hasta abril de 2043. El gobierno de la Ciudad de México y OHL México participa con el 50 % cada uno.

5.       Construcción de la autopista de peaje Puebla-Perote, en el corredor vial conocido como Corredor Carretero Altiplano. Este proyecto tiene contemplado conectar la región central de México con el puerto de Veracruz. El cliente es la SCT y la concesión se encuentra vigente por 30 años, a partir de octubre de 2008. OHL México participa con el 69 %.

6.       Diseño, financiamiento, construcción y explotación del Libramiento Norte de Puebla, ubicado en la carretera federal México-Veracruz. El gobierno de Puebla otorgó la concesión a Autovías Concesionadas OHL, S.A. de C.V. La concesión del proyecto comenzó en marzo de 2008 y se tiene previsto que concluya en marzo de 2038. La empresa OHL México participa con el 10 %.

7.       Operación y administración del Aeropuerto Internacional de Toluca. El proyecto está a cargo de la Administradora Mexiquense del Aeropuerto Internacional de Toluca, S.A de C.V. (AMAIT). En el proyecto participan el gobierno del estado de México con 26 %; ASA con 25 % y OHL México con 49 %. La concesión abarca de septiembre de 2005 a septiembre de 2055; el cliente: SCT.

Pide cuentas el Legislativo

Los actos de corrupción en los que presuntamente incurrió la constructora española OHL, en contubernio con autoridades del Estado de México y a través de las “manitas” que habría pagado a magistrados para obtener sentencias favorables a sus intereses en la entidad gobernada por Eruviel Ávila, no es tema olvidado; varias dependencias deberán entregar informes detallados al Legislativo, sobre las investigaciones y auditorías realizadas a la construcción del Viaducto Bicentenario, operada por OHL México.

La Secretaría de la Función Pública (SFP), tiene 15 días para informar los detalles de la auditoría que realizó a la obra; la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos deben remitir un informe sobre los proyectos de infraestructura en los que haya participado o esté participando OHL, en el mismo tiempo.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) debe “ejercer sus facultades de investigación sobre los recursos federales en la obra del ‘Viaducto Bicentenario’; así como establecer las responsabilidades administrativas o medidas legales que se deriven” en el tema, dice un acuerdo aprobado por la Comisión Permanente.

El gobierno de Eruviel Ávila, a través de los titulares de la Contraloría y de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), debe presentar un informe donde detalle las acciones administrativas y legales que ha interpuesto en contra de servidores públicos de su administración, que pudieron incurrir en acciones ilegales relacionadas con la operación o adjudicación del proyecto.

El Legislativo solicitó la intervención del Congreso local para que, a través de su Órgano Superior de Fiscalización, lleve a cabo una “auditoría integral y exhaustiva” a la obra.

Pero ahí no para la cosa; el Poder Judicial del Estado de México también debe informar sobre las conclusiones de sus investigaciones sobre las probables irregularidades y otro tipo de delitos en que pudieron incurrir jueces o magistrados adscritos al mismo, y que estuvieron relacionados con los juicios en que se involucró OHL.

La Comisión Permanente aprobó estas solicitudes de información tras la promoción de varios puntos de acuerdos de senadores como Alejandro Encinas Rodríguez, Manuel Bartlett Díaz y de diputados de varias fracciones parlamentarias, presentaos el 13 y 20 de mayo.

Escándalo y defensa

A principio de mayo pasado, salió a la luz pública una grabación de llamadas telefónicas entre directivos de OHL México que evidenciaron hechos de corrupción y conflicto de interés. En el escándalo se vieron involucrados funcionarios del gobierno de Eruviel Ávila.

Las conversaciones revelaban el incremento de los precios de peaje en el Viaducto Bicentenario, obra construida por la empresa y concesionada durante el gobierno de Peña Nieto.

Días después de que se hicieran públicas las grabaciones, renunció Pablo Wallentin, director de relaciones públicas de OHL y Apolinar Mena Vargas, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del gobierno estatal y multado con 189 mil pesos.

Se acusa a Wallentin de haber pagado las vacaciones de Mena Vargas y su familia, en un lujoso hotel de la Riviera Maya, en Quintana Roo, en agradecimiento por los favores recibidos.

Posteriormente se difundió una grabación en la que se hablaba de supuestos sobornos de la empresa a magistrados del Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Estado de México, que habrían ayudado a agilizar y resolver, de manera favorable para la empresa, diversos juicios.

El 20 de mayo, OHL presentó ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España, las conclusiones de la auditoría interna realizada por la consultora Ernst & Young, contratada por la propia compañía, para que analizara los detalles de la concesión del Viaducto Bicentenario.

Según el informe, la empresa “ha cumplido bien y fielmente los términos y condiciones del título de concesión del Viaducto Elevado Bicentenario de México”; lo que implica que no incurrió en ninguna irregularidad sobre costos, como lo señalaron las grabaciones difundidas.

You might also like More from author

Comments

Loading...