spot_img
spot_imgspot_img

Universitarios enojados, electricidad y revocación: hacia la dead line de la derecha

- Anuncio -

El PRD intentó meter dos medidas cautelares denunciando supuesta propaganda ilegal, por parte Morena, a favor de la consulta de revocación de mandato. Lencho les dijo NO. ¿Por qué un instituto ampliamente reconocido por su vehemente oposición a la 4T defiende contenidos mediáticos que promueven una iniciativa electoral del Ejecutivo? El bloque adversario del gobierno sigue viendo esta consulta como una dead line hacia la cual debe caminar sobre hielo quebradizo. A las “medidas cautelares” las supera en prioridad -como hemos venido apuntando en Luminol- una cautela mucho mayor: la decisión sobre si posicionarse o no a favor de preguntarle al pueblo por la continuidad de la gestión de AMLO. Los tumbos como esta negativa del INE al partido de Zambrano indican posibles contradicciones dentro de la derecha en torno al asunto, muy probablemente porque sus diagnósticos permanecen sin arrojarles resultados favorables en la tarea de devaluar la imagen del mandatario lo suficiente para arriesgarse a empujar su revocación.

Hace algunos días recibieron un mazazo cuando el Financial Times publicó datos de la encuesta de Morning Consult que presenta a López Obrador como el segundo líder mejor evaluado del planeta. Inmediatamente, Associate Press, poderosa organización periodística -en cuya genealogía pueden detectarse vínculos que van desde la propaganda bélica estadounidense de la Segunda Guerra Mundial, pasando por el New York Times y el señalamiento de ser la agencia noticiosa que está más inmiscuida con Facebook, hasta una acusación de la Suprema Corte norteamericana por monopolio informativo (sí, todos unos angelitos)- , se apresuró a desmentir el “fake” arguyendo que la encuesta sólo se basa en trece países, y por ello no es representativa de nada. Lo que AP no aclaró es si su afirmación viene de que esos son los casos que aparecen en la lista, o si comprobaron que en realidad el estudio sólo consideró -por alguna extraña razón- a esas naciones en su muestra. Si no fuera así, habría que tomar en cuenta los criterios del muestreo, e incluso que el listado haya publicado únicamente a los primeros trece de un index mucho más amplio. Pero el rigor aquí no importa; AP diseminó su aseveración como “desmentido” y ello bastó para que Proceso la pusiera a circular con singular alegría… Es el control de daños ante números que lesionan ambiciones muy fuertes y avasallantes…

La cuenta regresiva corre sin concesiones, mientras la 4T acumula cada día más y más agravios al establishment político-económico que domina el país desde hace por lo menos cuarenta años. La denuncia del secuestro tecnocrático de la UNAM ha puesto en evidencia la doble moral de dicha institución; desde una indignación poco verosímil se han estado presumiendo miles y miles de documentos académicos en los cuales se critica al sistema neoliberal, lo cual es totalmente creíble pero NO significativo de la “no neoliberalización” de la casa de estudios, a menos que se sopese esta producción de “papers” con otros factores: por ejemplo, contabilizar también aquellos textos que defienden -ya sea de manera encubierta o directa- la “tercera vía” y las teorías económicas libre mercado-supremacistas, o bien examinar con seriedad las conductas y la cultura organizacional de las diversas facultades, así como el perfil real de sus docentes, estudiantes y [email protected], a fin de analizar sus coincidencias con prácticas sociales propias de ese capitalismo despiadado impuesto por sujetos como Milton Friedman, Friedrich Hayek o los economistas neoclásicos. Porque de que hay coincidencias, consta que las hay…

Desde un ángulo más pesimista, una cosa son las tentativas de AMLO de cambiar el “chip” mental-institucional autoritario, vertical y cargado a la derecha que corre por las venas del Puma, y otra que las enormes fuerzas con intere$es involucrados en tal estructura se lo permitan. Sólo hay que imaginarse al Instituto de Investigaciones Jurídicas jugando sucio en conjunto con los titulados en derecho de la UNAM que tengan lugares prominentes en despachos de la iniciativa privada, para darse cuenta de la maquinaria implacable que puede aplastar las intentonas cuatroteístas. Lo importante aquí son dos cosas: a) otra vez se trata de AMLO molestando a un mecanismo de privilegios, anquilosado y monstruosamente grande, y b) esto se utilizará para acusarlo de “dictador”. Lo mismo el CONACyT, lo mismo las ONG`s marca USA, lo mismo la política fiscal proto-progresiva de cobrarle a los billonarios todo lo que tienen que pagar sin aumentarles impuestos, y demás atrevimientos e insolencias del “mesías”.

Así las cosas, a la derecha le urge convencer a todos los mexicanos que se dejen de que AMLO está ejecutando un proyecto de país digno de cualquier villano genérico de James Bond o Rápidos y Furiosos; una suerte de maldad gratuita y además -el colmo- pésimo ejemplo de desobediencia para otras “BRICS” y estados “en vías de desarrollo”, por lo cual nuestra derecha también cuenta con el apoyo del inmenso aparato internacional de meganegocios de todo jaez. Les ha venido muy bien el reporte del CONEVAL -esa organización “autónoma” creada durante las administraciones panistas para echar mano de “datos duros” cuando haga falta- que registra un aumento de 3.8 millones de pobres en México. Esa cifra descontextualizada la esgrimen en todos lados. Los columnistas de El Financiero y otros instrumentos de propaganda se regocijan con ella, y todos sus análisis llevan al mismo cuento: la cancelación del NAIM y la negativa del gobierno a adquirir deuda en los términos del BM y el FMI para paliar los efectos de la pandemia, espantaron a la inversión y liquidaron la generación de empleos. Tal mitote reduccionista y mentiroso no se sostiene ni siquiera poniendo atención a otras partes del reporte: el mismo secretario ejecutivo José Nabor Cruz dijo que el fenómeno es atribuible, además de a “ el shock brutal externo de la pandemia” ( al que apunta como la variable crucial), a “trayectorias de largo plazo”, una manera escamoteada de reconocer las inercias procedentes del periodo PRI-PANista, y de paso exonerar a sus responsables. También alude a “decisiones gubernamentales”, que en el marco de “las trayectorias a largo plazo” bien pueden incluir decisiones de gobiernos anteriores.

Otro punto que desbarata la ficción de que “ANLO” empobreció a México quitándoles a los barones del billete su aeropuerto y mandando al diablo a los extorsionadores de la gobernanza de crédito internacional, son las estadísticas de la ONU que muestran una tendencia global en el incremento acelerado de la pobreza y el desempleo por el COVID-19. Así mismo, los haters de la 4T omiten datos en este sentido sobre otras latitudes: un país más grande y rico como E.U. sumó 3.2 millones de nuevos pobres, y España, un país más pequeño y no tan rico, 3.3 millones. Alemania también padece una elevación alarmante del riesgo de pobreza, que ya de por sí Merkel dejó en su punto más alto en años; uno de cada tres franceses no pueden asegurar tres comidas diarias, mientras que el 32% se las ve negras para pagar la renta; en Europa la brecha entre ricos y pobres se ensanchó vertiginosamente debido al virus, al tiempo que Guatemala -sí leyeron bien- tuvo uno de los índices más bajos de empobrecimiento en América Latina, semejante al de otras economías desarrolladas.

Considerando todo lo anterior, sólo una mente intoxicada puede tragarse que este gobierno es el culpable del avance de la pobreza y la desigualdad -como si estas hubieran aparecido en 2018, cosa que ni el CONEVAL tiene la desfachatez de decir- o que el pozo sin fondo de corrupción y sangrado al erario que iba a ser el NAIM hubiera evitado la turbulencia económica de la crisis epidemiológica mundial. No obstante, como decíamos antes, aquí el rigor no cuenta. Por eso el título de la nota en El Financiero no podría ser más faccioso: “Crece la pobreza en México en la 4T, según cifras del CONEVAL.” Les faltó el dato del déficit de vergüenza de su periódico…

Pero donde la desvergüenza está rebasando todo límite o pudor, es en el tema de los cambios en materia energética que el Presidente se propone. El bombardeo de especialistas y expertos es inclemente y 24/7. Acusan que la presidencia carece de argumentos técnicos y recurre a la manipulación ideológica, pero en los debates del Legislativo como la comparecencia de Bartlett, apenas los funcionarios empiezan a barajar cantidades objetivas, los defensores de la plutocracia no se han llevado más que palizas. Igual en la televisión hegemónica, igual con expertos afines a la propuesta de AMLO que tienen “otros datos” -y vaya que los tienen-, por supuesto, cuidadosamente excluidos del poder mediático de nuestro 1% doméstico de magnates, este último tan apreciado con orgullo por Sergio Sarmiento cual si fuera patrimonio nacional.

La manipulación masiva de las élites entra al segundo tramo del sexenio con incertidumbre, pero también con recursos. Desgraciadamente aquí la verdad no es gran cosa sin el apoyo de grandes capitales, y Biden está cada vez más molesto porque su “green lobby” observa cómo el proyecto de nación del viejo “populista” del Zócalo se revela vs. su control. Lo más seguro es que no se queden observando.

Seguiremos en la bruma cada vez más espesa de los engaños de lujo… hacia la dead line del 2022.

Por cierto, feliz día de los dead…

- Anuncio -
318,998FansMe gusta
158,090SeguidoresSeguir
- Anuncio -
- Anuncio -

No dejes de leer

- Anuncio -